Anillan Polluelos de Flamencos del Salar de Surire
18 abril, 2016   //   Sociedad

CONAF anilló flamencos de james (parina chica) y andinos (parina grande), abarcando 545 polluelos.

A diferencia de lo que ha ocurrido los últimos años, el anillado de flamencos del Salar de Surire que realizó recientemente la CONAF, en su versión 2016, permitió que sean flamencos de james y andinos (Phoenicoparrus jamesi y Phoenicoparrus andinus, respectivamente), los que lleven el anillo de marcaje que posibilitará futuros avistamientos, una vez que dejen su estado de polluelos y levanten vuelo para surcar los cielos y recorrer las lagunas altiplánicas. De ese modo es factible también ampliar los aportes de datos al monitoreo que se lleva a cabo con estas aves de singular plumaje rosa, y a la búsqueda de un mejor conocimiento al trabajo de conservación que el país realiza con su biodiversidad.

En total fueron anillados 545 polluelos, 410 de la especie flamenco andino, conocida también como parina grande, y 135 flamencos de james o parina chica. Los últimos años en cambio el habitual anillado de las especies había sido con flamencos chilenos ((Phoenicpoterus chilensis). Según explica Carlos Nassar, jefe regional de Áreas Silvestres Protegidas, este año nuevamente se dieron las condiciones para la nidificación, y al planificar el anillado 2016 se contaba con una mayor presencia de ambas especies, por lo que se determinó concretar el marcaje con polluelos ya identificados como flamencos de andinos y james. Nassar explica que básicamente las buenas condiciones ambientales se traducen en lagunas adecuadas y disponibilidad alimenticia.

Del total de polluelos anillados, ciento cincuenta fueron sometidos a las mediciones morfométricas, es decir largo de ala, contorno de tarso, culmen y peso. En esta ocasión también se contó con polluelos de mayor tamaño, lo que permite un mejor manejo polluelos por el desarrollo que han alcanzado. De hecho explica Nassar el peso promedio fue de dos kilos y los altos fueron de entre 30 y 40 centímetros.

Para la jornada se contó con la presencia de personal del SAG, entidad dependiente del Ministerio de Agricultura –al igual que CONAF- y que supervisó la actividad de anillamiento y veló por el cumplimiento de los protocolos de bienestar animal para este tipo de acciones. De CONAF en tanto el equipo estuvo constituido por quince funcionarios, entre personal de la oficina regional y el Área Putre, en su mayoría guardaparques.

Bioseguridad
En lo que sí hubo continuidad respecto al año anterior, fue en el uso de elementos de bioseguridad, tales como guantes, mascarillas, trajes desechables y botas de goma, todo lo cual es sometido a desinfección al inicio como al final de la actividad. Los tres primeros elementos a su vez son desechados y enviados al basural.

En la actualidad CONAF está abocada a renovar los planes de conservación de especies emblemáticas como la vicuña y los flamencos. En el caso de las tres especies de flamencos que habitan en el norte de Chile -desde las lagunas Cotacotani hasta la laguna del Negro Francisco, entre las regiones de Arica y Parinacota y Atacama- la CONAF lleva adelante censos desde el año 1985. Dicha base de datos, explica el director regional de CONAF, Guillermo Cisternas, constituye en la actualidad el registro censal más extenso disponible para flamencos en Sudamérica.

Durante el último censo estival que se efectúa de manera simultánea en la macrozona norte, Surire mostró una presencia mayor de las tres especies, totalizando 32.919 flamencos, once mil 579 más que en el verano pasado. Dichas cifras no obstante no implican necesariamente mayor o menor abundancia, sino son el reflejo de ese momento, ya que luego las aves pueden movilizarse a cualquiera de las lagunas altoandinas del cono sur americano.

Guillermo Cisternas añade que en el proceso de fortalecimiento de las áreas silvestres protegidas que busca CONAF, concretar este nuevo anillado, ahora con los flamencos de andinos y james es un logro, que permitirá mayores posibilidades de investigación en el seguimiento de las especies.

Futuros avistamientos con la seguridad que se trata de flamencos nacidos en Surire, lo dan los códigos alfabéticos inscritos en los anillos. Este año los anillos se colocaron en la pata derecha y los códigos comienzan con PD, PF y PH –que indican que el polluelo nació en Surire-, más combinaciones de la AA a la ZZ que corresponden a la identificación individual de cada polluelo, tal como una cédula de identidad. En este caso para nuestros flamencos nacidos en Surire durante el verano de 2016.

Comentarios

Dejanos tus comentarios