IMG_9883
Arica Ciudad Solar de Chile y del Mundo : Profesores se Unen para Liderar un Cambio Educativo
10 abril, 2017   //   Sociedad

Arica se convertirá en el centro solar de Chile y del mundo. Ese es el objetivo de un proyecto de vanguardia mayor, Ayllu Solar, que apunta no sólo al crecimiento económico y desarrollo sustentable de la región, a partir de su riqueza territorial: el sol. También, y principalmente, apunta sus fuerzas en el potenciar capacidades innatas de jóvenes y estudiantes del lugar. De esta forma, los ciudadanos del mañana saldrán empoderados y con la confianza de poder crear soluciones a los desafíos que se presenten en sus comunidades.

 

¿Cómo se logrará esto?.

 

La clave es la metodología ABP, Aprendizaje Basado en Proyectos, que ya muestra excelentes resultados en experiencias educativas en Europa y Estados Unidos y que, ahora en Chile, ha sido adaptado al currículo nacional y se le ha incorporado conocimientos sobre energía solar.

 

IMG_9962Diversos profesores de Arica irán sumándose a esta experiencia para dar un giro a la forma de aprender. Esta semana 12 docentes del Liceo Pablo Neruda recibieron coaching ontológico para aprender a gestionar y conocer sus propias emociones y así poder abordar la relación con sus estudiantes de forma diferente; y además recibieron capacitación en ABP junto a otros 30 profesores, a quienes tendrán que guiar durante todo lo que dure este proceso.

 

Es Jeannette LaFors, reconocida académica de Stanford, una eminencia en educación en los Estados Unidos y experta en ABP, quien de paso en Arica, estuvo a cargo de estas capacitaciones.

 

“La gracia de la metodología Aprendizaje Basado en Proyecto es que los alumnos tienen una oportunidad de mostrar su conocimiento y sus habilidades en algo real, algo significativo y algo vinculado a la necesidad de la comunidad. No es cerrado en aula. La idea es que con el proyecto salgan del aula, conecten con la comunidad. Esto es relevante hoy pero también para el futuro, porque es un desarrollo personal. Y no importa el conocimiento exacto. Es un proceso. Y este proyecto está centrado en el valor del sol, porque es un recurso súper potente de esta región”.

 

Angélica Garrido, es profesora del Liceo Pablo Neruda y se capacitó como facilitadora. Ella tendrá la misión de salir a acompañar a otros docentes para implementar la metodología en el aula.

“Debo reconocer que partí con mucho susto, no digo que no lo tenga pero lo puedo controlar para poder ser un buen guía, un buen facilitador, para poder trabajar este aprendizaje basado en proyectos, que es algo novedoso y más aún lo novedoso es que nosotros podemos motivar a los chicos a ocupar esta energía que tenemos acá que es el sol y llevar esta propuesta de aprendizaje para que los chicos aprendan a ocupar esta energía sustentable para ellos desde el aula”.

 

María Loreto Olmedo es profesora de la Escuela Centenario y por primera vez experimento esta metodología:

 

“Me gusta porque los profesores podemos nosotros mismos ir creando nuestro trabajo, nos dan una pauta, una guía, pero podemos crear nuestro propio aprendizaje y eso es súper importante”. “El tema de los roles, me gustó mucho que hubiera una persona a cargo del grupo que tuviera que relacionarse con el docente, porque eso optimiza el tiempo, tenemos que estar explicando muchas veces y así se hace más ameno y se aprovecha más el tiempo. Yo creo que da también más tiempo para los alumnos para que desarrollen el trabajo”.

 

 

Jeannette LaFors

“Este proyecto tiene una meta de transformación y enseñanza”.

¿Qué es lo que se ha realizado durante estos días con docentes de la región?

Estamos aquí para enseñar a docentes y facilitadores el Aprendizaje Basado en Proyectos. La idea es que con este conocimiento y su práctica, esta estrategia de aprendizaje, los profesores puedan usarlo como otra forma de aprendizaje con sus alumnos. Y la meta mayor es que estamos empoderando a los niños para aprender a aprender. Estamos dando más protagonismo, más oportunidades de descubrir su propio conocimiento, su autoconocer y también de generar una cultura de retroalimentación y mejoramiento.

 

 

¿De qué forma el aprendizaje basado en proyecto puede cambiar la experiencia y el aprendizaje de los niños?

 

La gracia de la metodología Aprendizaje Basado en Proyecto es que los alumnos tienen una oportunidad de mostrar su conocimiento y sus habilidades en algo real, algo significativo y algo vinculado a la necesidad de la comunidad. No es cerrado en aula. La idea es que con el proyecto salgan del aula, conecten con la comunidad. Esto es relevante hoy pero también para el futuro, porque es un desarrollo personal. Y no importa el conocimiento exacto. Es un proceso. Y este proyecto está centrado en el valor del sol, porque es un recurso súper potente de esta región.

 

Es decir, ¿se trata de permitir una identidad territorial, conectando capacidades, la de individuos con la del territorio?

 

El diseño de cada proyecto es que estamos capacitando a los alumnos para descubrir su propia forma de aprender y estamos desarrollando su confianza, que en algún momento ellos puedan aplicar su conocimiento a la necesidad en su propia vida y en la necesidad de su región, porque están viviendo en la comunidad.

 

¿De qué forma el que los docentes experimenten la metodología puede influir en como se aplique en el aula?

 

La gracia de esta forma de aprender la metodología es que durante su diseño van a tener un punto de referencia personal y mi experiencia como docente me muestra que nosotros los docentes no hemos aprendido haciendo. Tuvimos la experiencia de aprender escuchando y escribiendo y memorizando, pero ABP va más lejos y es una demostración de la habilidad de aplicar conocimientos y habilidades a un contexto innovador. Y si no tenemos práctica como alumno, ¿cómo podemos hacer como adulto?

 

 

 

Comentarios

Dejanos tus comentarios

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone