Atravesando la Precordillera para Unir Visviri con San Pedro de Atacama, se Alza la Ruta Andina
22 diciembre, 2015   //   Sociedad

En las últimas semanas la condición de vida de los pobladores de Visviri ha mejorado, tras entrar en funcionamiento la mayor parte del primer tramo de la Ruta Andina, carretera de 764 kilómetros que pretende ser una alternativa a la Ruta 5 Norte y unir, atravesando la precordillera, las regiones de Arica, Tarapacá y Antofagasta.

Específicamente, la nueva vía comenzará en el límite norte del país y culminará en San Pedro de Atacama. La parte que está operativa forma parte del primer trazado de la obra, que comprende 93 kilómetros entre Visviri y Parinacota. Es decir, un 12% del total de la carretera.

“Se trata de una ruta utilizada principalmente por camiones que ingresan o salen de Chile hacia Bolivia por un paso internacional distinto a Chungará, que es el más grande. Como circulaban por caminos de tierra estaban causando un daño ambiental en los poblados”, explicó el seremi de Obras Públicas de la región nortina, Jorge Cáceres.

Para completar el primer tramo, que pasa por 12 pequeños pueblos en los que viven unas 1.300 personas, falta la creación de un bypass de 2,7 km que una la carretera con la ruta internacional 11-Ch (que une Arica con Bolivia).

Esta obra comenzará en 2016 y culminará en 2018. Su objetivo principal es levantar el camino por un cordón de cerros que hay detrás del pueblo de Parinacota, para evitar efectos dañinos en los habitantes de la locación. De hecho, se instalará una carpeta granular para evitar la polución.

“Son procesos más lentos que lo normal porque antes de tomar decisiones hay que hacer consulta a los pueblos originarios de la zona”, agrega Cáceres. Un 97% de los habitantes de Parinacota pertenece a la etnia aymara, según el último Censo.

Los trabajos del primer tramo tienen un costo de $10.500 millones de pesos, financiados por el MOP y son construidos por el Cuerpo Miliar del Trabajo, entidad que tiene experiencia en la construcción de caminos en zonas con climas extremos.

En su entrada por el norte, las Ruta Andina conectará con el Ferrocarril Arica y La Paz y con Bolivia a través de los pasos fronterizos de Visviri (Chile) y Charaña (Bolivia).

La segunda etapa de la obra es la construcción de un tramo de 200 kilómetros desde Parinacota hacia hasta Guallatire, pueblo que marca el límite de las regiones de Arica y Tarapacá. Está recién terminado el estudio de prefactibilidad, pero aún falta la evaluación ambiental, por lo que el trazado coenzaría a construirse recién en 2017, mismo año en que se espera el inicio de las obras en las regiones de Tarapacá y Antofagasta.

“La idea es que la gente no entre al altiplano por Arica y después tenga que regresar a esa ciudad para volver al sur. El objetivo es que entre por Arica y después de devuelvan al sur de Chile por esta nueva carretera, aprovechando toda la riqueza natural y patrimonial de esta zona”, sentenció el alcalde de General Lagos, Gregorio Mendoza.

 

Otra innovación de la Ruta Andina serán los letreros y señaléticas en algunos tramos, principalmente los más cercanos a los poblados, los que buscarán conservar las características arquitectónicas y naturales del lugar, según un acuerdo entre las autoridades y los propios habitantes de la zona.

Comentarios

Dejanos tus comentarios