Caballos Desnutridos en Arica : Podrían Tener Daños Irreparables en Organos Internos
12 marzo, 2016   //   Policial

 

Especialista de la PDI detectó grave pérdida de masa muscular, deshidratación severa, fisuras en los cascos de las patas, diarrea persistente, todos signos de posibles daños irreparables en órganos internos.

 

En un estado de desnutrición extremo, la PDI encontró a dos caballos de aproximadamente cuatro años de edad, en un sector rural de Arica. Su propietario, un hombre que reconoció ignorar absolutamente los cuidados que requieren los equinos, fue detenido por el delito de maltrato animal que sanciona el artículo 291 bis del Código Penal.

Los ejemplares fueron hallados en Villa Frontera, zona de camping y viviendas alejadas de la ciudad, cercana al Santuario de la Naturaleza Humedal de la desembocadura del río Lluta, a escasos minutos del límite con Perú.

El subcomisario Javier Zamorano, médico veterinario de la Brigada de Delitos Contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (Bidema), dijo que los jamelgos muestran signos de haber sido “subalimentados” por lo menos durante dos a cuatro meses.

 

“Una persona anónima llamó a nuestra unidad señalando que en un sector, entre el humedal y Villa Frontera, había un caballo, amarrado, solo, bajo el sol, sin comida ni agua. Al llegar, encontramos un ejemplar en estado de desnutrición severa. Desde lejos se podía ver toda su estructura ósea, costillas, columna vertebral. Los músculos de los glúteos casi no se notaban. Sí, en cambio, se veían claramente los huesos de la cadera, la zona del ilion, isquion y pubis”, relató el especialista.

El rocín pastaba, amarrado, a campo abierto, cerca del domicilio del propietario, donde la PDI posteriormente halló el segundo caballo en similares condiciones de salud.

El hombre confesó a la policía que ninguno de los jacos tenía atención veterinaria y que había dejado a uno fuera de los límites de su casa “para que comiera pasto, porque estaba con problemas digestivos”.

El propietario, que en comienzo había sido detenido, recuperó su libertad y se comprometió a brindar urgente atención veterinaria a los animales, lo que será fiscalizado por la Bidema por instrucciones de la Fiscalía.

“Cuando habló con nosotros, el hombre reconoció un desconocimiento total sobre caballos. No tenía idea cómo ponerles la montura o alimentarlos. De hecho, los compró, sin verlos, a un valor de 150 mil pesos cada uno, en el poblado de Belén, para pasear a su nieto, idea que perdió fuerza cuando vio el verdadero estado en que éstos se encontraban”, indicó el oficial de la Bidema.

Este caso de maltrato de equinos en Arica se suma a otro detectado a fines de 2015, cuando un agricultor fue detenido por mantener a dos burros en precarias condiciones, en un estacionamiento del terminal del agro, concurrido sector de venta de frutas y verduras de la ciudad. La PDI llamó a la ciudadanía a denunciar este tipo de ilícitos al fono 134.

Comentarios

Dejanos tus comentarios