COMUNICADO OFICIAL “Asamblea Por la Vida y Dignidad de Arica y Parinacota”
16 abril, 2015   //   Cartas al director

Desde hace un tiempo, dirigentes, estudiantes, trabajadores, ciudadanos a pie, representantes de organizaciones y movimientos sociales, anhelábamos la llegada de un momento de unidad, con el fin de defender a Arica y Parinacota. Defenderla de un sistema impuesto en Chile por la dictadura, que vino a quebrantar los derechos del pueblo. Defenderla de un Estado extractivista, saqueador, vulnerador de garantías fundamentales, con un centralismo imperante que ahoga a las regiones. Defenderla de las amenazas que el Estado de Chile, que los distintos gobiernos de turno y que incluso las autoridades locales han permitido a lo largo de los años. ¡Ese momento de unidad ha llegado!

La convocatoria del 15A marca el inicio del estado de movilización regional que hoy Arica y Parinacota requiere. Porque nos cansamos de abusos, de problemáticas, de carencias y falencias, de contaminación, de desmedro

contra nuestras vidas. Hoy salimos a la calle nuevamente, pero con la convicción de cambiar nuestro destino. Eliminando un modelo que ya no funciona, y que jamás funcionó en nuestra tierra. Un modelo centrado en fortalecer y beneficiar a la elite, a una pequeña parte de la sociedad, dejando a un lado al pueblo entero, que es finalmente quien vive y soporta a diario los embates de dicho sistema.

No somos minoría ni estamos movilizándonos sólo para atormentar a las autoridades. Estamos para proponer soluciones, para que seamos nosotros, la ciudadanía, los que tomemos las decisiones por Arica y que no sean estas

tomadas más a puertas cerradas. Para que seamos nosotros proponedores, fiscalizadores y luchadores de nuestra tierra.

Es insólito y reprochable que autoridades locales afirmen que Arica y Parinacota avanza bien, ignorando  completamente los conflictos socioambientales que actualmente nos aquejan y que sin duda dejarán una huella negativa en nuestras vidas, en nuestra salud y en nuestro medioambiente. Es insólito y reprochable que se diga que todo funciona a la perfección, que Arica y Parinacota avanza, y que se ignoren descaradamente estas situaciones. Que se ignore el clamor del pueblo por los que supuestamente deberían velar por el bien común y la dignidad de la comunidad, las llamadas “autoridades” que han pasado a ser cómplices del sistema.

Hoy queremos evidenciar los conflictos socioambientales al pueblo, a la ciudadanía toda, porque necesitamos un pueblo concientizado, luchador y participativo, que se involucre y aporte en el desarrollo de nuestro territorio, SIN DESCONOCER NUESTRO PASADO Y PRESENTE DE VULNERABILIDAD. No queremos seguir siendo una zona de sacrifico humano y medioambiental. Si no es hoy ¿Cuándo?

Creemos en la organización ciudadana, en las demandas que emanan de las bases sociales, hoy creemos en la unidad y en la vida con dignidad.

Iniciamos un proceso de Movilización Regional, para acabar con las “soluciones parche”, que vienen desde el centro de Chile y desde las instituciones de gobierno local. Soluciones parches que se imponen de manera arbitraria y sin ser consultadas con la ciudadanía. Sin ser cotejadas con las reales necesidades de nuestra gente. Leyes y decisiones que han sido concebidas tras cuatro paredes, sin un real involucramiento de nuestra sociedad.

Hoy la Asamblea por la Vida y Dignidad de Arica y Parinacota exige que nuestra región sea declarada como Territorio Especial en Chile, a través de una Reforma Constitucional, para que se trabaje a nivel de la ciudadanía y con plena participación del pueblo, una Ley Orgánica Constitucional que ponga en vigor la calificación de Arica y Parinacota como Territorio Especial, promoviendo la descentralización y la autonomía en nuestra toma de decisiones y en donde se involucren los siguientes puntos:

1) Eliminar como eje de desarrollo de la región de Arica y Parinacota, la Megaminería.

2) Detener el plan hídrico de Arica y Parinacota, para replantearlo a través de la participación ciudadana plena y con el fin de concentrar

su vocación, de uso exclusivo, para potenciar la agricultura y el agua

para los ariqueños y parinacotenses.

3) Expulsar a las semilleras de nuestro territorio, con un plan de

protección a los trabajadores de dichas empresas, de manera tal, que

ellos no queden sin empleo.

4) Declarar a los valles de Azapa y Lluta, despensa agrícola Nacional.

Reconociéndoles su verdadera importancia en el plano de

abastecimiento, cuidando y protegiendo sus suelos.

5) Potenciar nuestro patrimonio local, como eje turístico de la región.

6) Declarar a nuestro territorio como Región Multicultural y Plurinacional,

en reconocimiento de nuestros pueblos y el aporte de migrantes en

nuestro territorio.

7) Eliminar la política de “enclave militar”, para crear un “enclave

fronterizo comercial, cultural y de servicios”.

8) Exigimos el reconocimiento estatal de la primera “Asamblea

Autónoma Regional” en Chile, compuesta por los diversos sectores de

base social ciudadana, para abordar temas que competen a nivel

región y cuyas decisiones y soluciones deben provenir directamente

del pueblo, teniendo un papel participativo, resolutivo y fiscalizador.

“Este Estado nos mata”, pero no por mucho.

La movilización comenzó y no nos pararán.

“ASAMBLEA POR LA VIDA Y DIGNIDAD DE ARICA Y PARINACOTA”

Comentarios

Dejanos tus comentarios

Noticias relacionadas