Comunidades Iniciaron Diseño de Hoja de Ruta en Socoroma
4 noviembre, 2015   //   Sociedad

A través de nuevo taller, representantes de las comunidades de Zapahuira, Putre y Socoroma hicieron un llamado a ejecutar un turismo sustentable que resguarde el desarrollo del territorio y sus habitantes.

 

Tras el diagnóstico y la definición de las brechas, las comunidades indígenas de Arica y Parinacota iniciaron el trabajo de diseño de la hoja de ruta del “Programa de turismo del Desierto de Atacama en la ruta del Qhapaq Ñan”, proyecto estratégico de Corfo (PEM).

En la sede de la junta vecinal del poblado de Socoroma en la provincia Parinacota se llevó a cabo el segundo taller, que congregó a una treintena de representantes de las comunidades de Zapahuira, Socoroma y Putre, a quienes se les presentó el trabajo realizado en julio pasado en el primer taller, el diagnóstico, las brechas y tipología de productos turísticos, para dar paso al inicio del diseño de la hoja de ruta.

Este programa se ejecuta en forma conjunta por organismos públicos y privados de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama.

DESARROLLO DEL TERRITORIO

Osvaldo Abdala, director regional de Corfo, destacó como trascendente la participación de las comunidades. “Estas acciones implican la participación de los actores relevantes de cada región, de manera que el diseño de la hoja de ruta sea consensuada por los protagonistas públicos y privados. Y de esta forma, se pretende entregar una nueva herramienta de desarrollo, no tan solo a nuestra región, sino que a todo el norte del país”.

Doris Aguilera, presidenta de la Asociación Chacha Warmi Imillas y que agrupa a 14 comunidades, resaltó que su principal preocupación es el desarrollo del territorio. “Nuestra idea original era poner en valor la Ruta Tropera Caravanera, por lo que me parece interesante este programa. Lo que se necesita –eso sí- potenciar a las comunidades en sus emprendimientos con un lenguaje más sencillo y los planes deben estar orientados a beneficiar al territorio. Queremos un turismo sustentable que sea capaz de cuidar el medio ambiente para seguir conservando la melodía del paisaje, que es la esencia de nuestras comunidades aymaras”.

Mientras que Juliana Marca, presidenta de la comunidad de Pukara de Copaquilla, pidió que las capacitaciones fueran con un lenguaje sencillo. “Consideramos que las jornadas son muy técnicas, por lo que insistimos que el trabajo debe ser más sencillo para ser entendido por nuestra gente. Nos parece bien, pero este proyecto debe ser consultado con las comunidades indígenas. El territorio debe ser manejado por las propias comunidades para resguardar nuestras riquezas naturales”.

Tomás Lara, consejero Conadi del Área Desarrollo Indígena (ADI) Ecozonacentro de Putre, destacó la participación de las comunidades. “Estamos participando y muy de acuerdo con lo que se ha hecho. Pero es importante darles autonomía a las comunidades ya que estamos en una jurisdicción que pertenece al pueblo aymara. Sería importante que las instituciones involucradas presenten experiencias de otros lugares para ser replicadas a beneficio de éste”.

Roberto Tancara, profesional de la consultora Brújula, explicó que el encuentro en Socoroma “estuvo dirigido a los presidentes de las tres comunidades indígenas involucradas con este programa como son Zapahuira, Socoroma y Putre, además de los representantes de la Asociación Indígena Chachawarmi y la Corporación de Desarrollo de Área Indígena. La idea es seguir ahondando a través de entrevistas, trabajo de campo y con una ficha de proyecto los beneficiarios presentaron sus necesidades, tarea en la cual apoyaremos a mejorar esas ideas de negocio”.

 

 

 

Comentarios

Dejanos tus comentarios