Cuando el Sitio del Suceso es un Campo Minado
10 julio, 2017   //   Policial, Sociedad

Por segundo año consecutivo, oficiales policiales participaron en taller para comprender mejor cómo trabajar sitios de suceso en campos minados.

La investigación criminal de los delitos se abre a nuevas posibilidades gracias a una iniciativa desarrollada por la PDI y el Ejército, que busca acercar la experiencia de los militares especializados en la limpieza de campos minados en la frontera norte de Chile al trabajo que realiza el detective en el sitio del suceso.

El encuentro de ambas disciplinas se materializó por segundo año consecutivo en un taller teórico-práctico que contempló una salida a terreno en la Quebrada de Escritos, zona ubicada a poca distancia del límite con Perú, donde actualmente se llevan a cabo trabajos de búsqueda y destrucción de minas antipersonales y antitanque.

La medida tiene como objetivo desarrollar en los investigadores de la policía civil un concepto más acabado del trabajo pericial y de análisis criminal en sitios de suceso con presencia de este tipo de explosivos.

Para comprender mejor la razón de este taller, el jefe de Laboratorio de Criminalística de la PDI Arica, subprefecto Alejandro González Cerda, explicó que la necesidad de capacitar a detectives en áreas como ésta, nace a partir del surgimiento y desarrollo, en los últimos años, de fenómenos criminógenos transnacionales, como los delitos de trata de personas y el tráfico de migrantes.

En este contexto los campos minados de la frontera se erigen como sitios del suceso de interés policial, debido a explosiones activadas por personas que ingresan al país de manera clandestina, por pasos no habilitados, y que en este intento pierden la vida o quedan gravemente lesionadas.

“A través de este taller –que hemos desarrollado junto a los principales expertos en la materia, como son los equipos de desminado humanitario del Ejército de Chile- buscamos que los detectives y peritos identifiquen los sectores de riesgo por la presencia de campos minados, desarrollen una visión más completa del trabajo de despeje y acción contra minas que realizan los militares, interrelacionen disciplinas, compartan experiencias y analicen casos reales de personas que han fallecido o han resultado mutiladas por utilizar pasos no habilitados para entrar al país”.

En los últimos dos años un centenar de detectives ha recibido capacitación sobre el trabajo de investigación criminal en zonas con riesgo de minas antipersonales y antitanque, gracias a esta acción conjunta de la PDI y la Compañía de Desminado Humanitario del Regimiento N°4 Rancagua, a cargo del mayor de Ejército, José Carrasco Medina.

Durante la capacitación los oficiales policiales conocieron el material tecnológico empleado en labores de desminado, sus características técnicas, la naturaleza de las minas presentes en la región, los campos minados en proceso de levantamiento y la estructura de un campo minado, entre otras materias. Además, los detectives tuvieron la oportunidad de presenciar explosiones controladas de minas antipersonales y antitanque.

La investigación de delitos emergentes de alta complejidad como la trata de personas y el tráfico de migrantes, está dentro de las prioridades de la Policía de Investigaciones en la zona norte del país. Este año, para abordar mejor este fenómeno, la PDI creó en la región una fuerza de tarea o equipo de detectives con dedicación exclusiva, que trabaja directamente bajo las órdenes de Mando Regional y las instrucciones del Ministerio Público.

Comentarios

Dejanos tus comentarios