Denuncian que Intervención en río San José con Proyecto de Entubamiento, Produjo Daños Mayores ante Crecida del Cauce
29 febrero, 2016   //   Sociedad

Según la Comunidad de Aguas del Canal Azapa COMCA, los trabajos del proyecto de “Entubamiento del Canal Azapa”, representan un peligro latente frente a la crecida del río San José, produciendo el desvío de las aguas afectando a los agricultores, además de la amenaza que conlleva el arrastre de tubos por la fuerza del agua.  Por su parte el Seremi de Obras Públicas, Jorge Cáceres, señaló que hay agricultores que usan parte del lecho del río para cultivo, produciéndose un daño a ellos mismos y “provocando un estrangulamiento del río, lo que provoca una mayor velocidad en el agua generando mayores consecuencias”.

 

COMCA, alertó que ante la crecida del río San José, los trabajos en el canal matriz por el proyecto de entubamiento representan un peligro inminente, produciendo tanto desvío de las aguas afectando a los agricultores, como la amenaza que conlleva el arrastre de tubos por la fuerza del agua.

 

Según Isabel Quispe, presidenta de la COMCA, la semana pasada en el sector de El Rápido, alrededor del kilómetro 32, el río se salió de su cauce a la carretera perjudicando a varios agricultores.

 

“Debido a que el río tuvo  intervención en el cauce natural de parte de la empresa CONPAX, encargada del entubamiento, resultó que el río San José tomó su curso y se encausó en la zanja que construyó la empresa para colocar los tubos. Le informamos lo sucedido a las autoridades y sus consecuencias si no reparaban las intervenciones, se nos respondió que se estaban tomando todas las medidas para prevenir daños. En terreno hemos verificado que los daños son mayores y de peligro latente, ya el cauce del río persiste en la zanja construida, dañando parcelas y caminos, entre otros”, explicó la dirigenta.

 

Tras visitar en terreno en el sector Hijos de Livilcar, Quispe señaló que los comuneros se acercaron a la empresa CONPAX para informar el comportamiento del río y de los daños que pudiese causar los trabajos que están haciendo.

 

“CONPAX responde que: hay ingenieros capacitados a cargo y que no hay de qué preocuparse, no obstante, no repararon la semana pasada porque estaban esperando que llegue la aseguradora  que tiene el entubamiento y verificara los daños en su obra para empezar a trabajar en las reparaciones. Esto significó que los daños a la fecha fueran mayores, solo por la irresponsabilidad de los que estuvieron a cargo”, sentenció la presidenta de COMCA.

 

La representante de más de mil agricultores de uno de los principales valles de Arica y Parinacota, fue enfática en señalar que en “situaciones de emergencia se debe reparar los puntos críticos para prevenir un mal mayor, en este caso no hubo prevención y menos acción reactiva para poder evitar mayores daños, se esperó que la aseguradora diera su diagnóstico de los daños a costa del riesgo y peligro latente hacia los agricultores, ¿quién responde?, emplazó.

 

Es así como, en la visita a terreno junto a las autoridades, dijeron a Jorge Cáceres, seremi de MOP que “no resguarde la obra de entubamiento, si no el bien común y repare el cauce del río para prevenir mayores daños”.

 

De acuerdo a información entregada por COMCA, actualmente los tubos están haciendo tacos en el cauce del río colocando en riesgo el paso peatonal del sector Surire, los puentes de Hijos de Livilcar y Cabuza.

 

Finalmente, COMCA reiteró que realzan los procedimientos correspondientes para resguardar los canales de distribución, tranques, con personal en alerta ante emergencias de crecidas.

 

Seremi de Obras Publicas

 

Por su parte, el seremi de Obras Públicas, Jorge Cáceres señaló que el Proyecto del “Entubamiento del Canal Azapa” de una inversión de 21 mil millones de pesos, se encuentra paralizado, producto de la crecida del río que dañó el entubamiento “hay un zona donde se estaba trabajando en la instalación de la tubería y en esa zanja,  fue inundada y levantó los tubos que fueron dispersos por un sector del valle de Azapa, pero que no generó daño a la infraestructura pública. En Azapa hay una particularidad; hay una zona que los agricultores se toman el lecho del río y van estrangulando algunos puntos del río y eso provoca que el río tome una mayor velocidad y genere mayores consecuencia. Esto es algo conocido por la ciudadanía, por lo que se han levantando más 100 expedientes de fiscalización por este tema, a través de el Dirección General de Aguas, sin embargo esto por lo general provoca que se afecten algunas zonas. No podemos señalar que el proyecto de entubamiento haya generado un drama mayor, porque no tenemos pruebas para eso” señaló.

 

Respecto al proyecto de entubamiento, el Seremi indicó que “sigue su curso, que casi de los 10 km de tubería instalada, la afectación es en 1, 2 kilómetros, el resto ha seguido trabajando adecuadamente. La zona donde ya tenia protección y está bajo el lecho del río y ya estaba con protección de roca y todo el material que corresponde al proyecto funciono perfectamente. Sólo lo afectado era la zona donde se estaba trabajando, además se arrastraron unas tuberías que estaban en el borde del camino” explicó.

 

Respecto a las pérdidas, Cáceres indicó que “debido a esta emergencia no hay pérdidas para el Estado, sí un retraso en la finalización del proyecto cuyo costo asciende a 21 mil millones de pesos, que debería estar listo para mediados del próximo año, sin embargo la empresa tiene seguros comprometidos por los daños que ella pudo haber tenido, tanto a la tubería, como a algunas maquinarias que quedaron afectadas por el la bajada de del río”.

 

Finalmente el Seremi señaló que han estado permanentemente en terreno visitando las obras, con la Dirección de Obras Hidráulicas y la propia empresas, con maquinarias de vialidad reforzando las zonas donde han tenido problemas, generando las bocatomas para que los agricultores sigan regando y no se vean afectados sus predios“ indicó.

 

Efectivamente en un recorrido que hizo este medio hasta el kilometro 50 del valle de Azapa, se pudo observar gran cantidad de tubos enteros y otros rotos, desparramados por el lecho del río, situación que causa el temor en los agricultores, ante una eventual nueva bajada del río y éstos actúen como una barrera al caudal y baje con más fuerza el agua.

Comentarios

Dejanos tus comentarios