En Arica, Consejero del Banco Central Joaquín Vial se refirió a la situación económica del país
10 junio, 2015   //   Sociedad

El Consejero del Banco Central de Chile, Joaquín Vial, presentó en Arica los informes de Política Monetaria (IPoM) de junio y de Estabilidad Financiera (IEF) del primer semestre de 2015 en el encuentro “Banco Central de Chile con Regiones” organizado por el Instituto Emisor y la Corporación de Desarrollo de Arica y Parinacota (CORDAP).
La actividad, realiza en el Hotel Diego de Almagro, contó con la presencia de autoridades, encabezadas por los Alcaldes de Arica, Dr. Salvador Urrutia Cárdenas, y de General Lagos,. Gregorio Mendoza Chufa. Además, seremis, consejeros regionales, concejales, empresarios, representantes del sector público y privado y de la comunidad, como también representantes de la provincia de Parinacota.

La presentación se inició con las palabras de apertura del presidente de la Corporación de Desarrollo de Arica y Parinacota- Cordap, Edward Gallardo Malebrán, quien resaltó la importancia que el Banco Central expusiera en esta ciudad la situación de la economía chilena.
Asimismo, mencionó lo relevante que es para Cordap organizar dicho evento en esta región.

INFORME DE POLÍTICA MONETARIA

El consejero, Joaquin Vial, al analizar el IPom, manifestó que el Consejo del Banco Central redujo el rango de crecimiento proyectado para este año a 2,25 y 3,25%, desde 2,5 y 3,5% proyectado en marzo, con una inflación que llegará a 3,4% anual a fines de este año y que se estabilizará en torno al 3% anual durante el año2016.
“La proyección de crecimiento considera que la recuperación prevista para el segundo semestre ocurrirá a una velocidad inferior a la considerada en el IPoM previo. Esto en base a indicadores que, a partir de marzo, mostraron un menor dinamismo que el anticipado y a expectativas de consumidores y empresas que no han repuntado de acuerdo a lo esperado”.

Mencionó que también influyen los aluviones en la zona norte y efectos puntuales en faenas relevantes, que reducen el crecimiento previsto para la minería, con una incidencia en la estimación del PIB anuala una décima respecto de lo esperado en marzo.

Frente a la inflación, dijo que se espera que la variación anual del IPCSAE, es decir, el IPC sin los componentes de alimentos y energía, se ubique cerca del 3% durante el año 2016 y fluctúe alrededor de ese valor hasta fines del horizonte de proyección, que en esta ocasión es el segundo semestre de 2017.

“La economía chilena ha hecho un importante ajuste en los últimos trimestres, mejorando su posición externa y estableciendo las bases para una recuperación sin desequilibrios”, apuntó.

En ese contexto, precisó que la proyección considera que la política monetaria se mantendrá en una fase expansiva relevante y que la política fiscal seguirá aportando al crecimiento del gasto en concordancia con la regla fiscal y con los objetivos planteados por el Gobierno.

Contempla además que la depreciación cambiaria acumulada desde el año 2013 seguirá dando impulso a los sectores transables más sensibles al tipo de cambio y que el precio de los combustibles inferior al promedio de años previos, seguirá cooperando con reducir los costos de las empresas y mejorar los ingresos de las familias, más allá de que su efecto sea menor que el esperado hace unos meses.

INFORME DE ESTABILIDAD FINANCIERA

Joaquín Vial manifestó que este Informe señala que los indicadores financieros de la banca se mantienen estables y los ejercicios de tensión dan cuenta que los niveles de capital son suficientes para absorber la materialización de un escenario de estrés severo.

Este Informe, que el Banco Central entrega cada seis meses, mantiene la nota de cautela respecto de la situación del sector corporativo, cuyo endeudamiento medido sobre PIB alcanzó a 114% al cierre del 2014. Señala que este incremento proviene principalmente del aumento de la deuda externa y la depreciación del peso.

En su análisis, el consejero comentó que el IEF de junio indica que Chile mantiene una situación de solvencia y liquidez externa adecuada para enfrentar escenarios de estrés financiero internacional. Sin embargo, ésta no lo aisla de tales desarrollos y sus efectos.

Respecto de la banca, el Informe dice que los indicadores financieros se mantienen estables y que los ejercicios de tensión dan cuenta que los niveles de capital son suficientes para absorber la materialización de un escenario de estrés severo.

Sostiene que el crédito comercial y de consumo exhiben tasas de crecimiento acotadas, no así el hipotecario que sigue dinámico y añade que el comportamiento de la cartera comercial y de consumo está en línea con la menor expansión del gasto privado.

En cuanto al Escenario Externo, manifestó que la política monetaria de los países desarrollados continúa siendo expansiva, manteniendo en niveles bajos las tasas de interés de largo plazo e incentivando la mayor toma de riesgo. “Estos elementos han presionado a la baja a las tasas largas soberanas, lo que, sumado a premios por riesgos que se mantienen acotados, ha generado un ambiente propicio para la mayor emisión de deuda, principalmente por parte de corporativos.”

Comentarios

Dejanos tus comentarios