Escolares de Arica Presentaron sus Proyectos Solares en Feria de Escuelas Ayllu
19 junio, 2017   //   Nacional, Sociedad

 

6 escuelas, 38 grupos de estudiantes expositores, profesores y expertos celebraron el resultado de todo un semestre aplicando una nueva forma de trabajo en las clases: la metodología Aprendizaje Basado en Proyectos y el uso de la energía del sol.

 

Un evento sustentable y centrado en el uso de la energía renovable solar, la importancia de esta capacidad para Arica, las diferentes experiencias solares en el mundo y el gran talento e innovación que existe en los jóvenes de la región. Ese fue el espíritu de esta gran feria de escuelas solares Ayllu, que convocó a diversas personas al Parque Ibáñez del Campo a presenciar los proyectos que estudiantes de entre 10 y 17 años de diversos establecimientos municipales crearon para dar solución a problemáticas cotidianas de su comunidad, como la falta de agua caliente, de luz y otros. Calentadores solares de agua para las duchas, bombas de agua para regar cultivos verticales, luminaria para el frontis de las escuelas y novedosos tratamientos médicos alternativos como la arenoterapia, para sanar la artritis y la artrosis, infusiones con propiedades para la diabetes y el sistema respiratorio, ungüentos y cremas, y otros para fortalecer los huesos.

Destacó también la creación de cargadores solares para celular y autitos de juguete.  

“Me he divertido mucho haciendo esto”, “he aprendido bastante y no llevo ya tarea para la casa”, “He aprendido que uno se puede equivocar y lograrlo igual”. Son algunos de los testimonios que entregaron los niños y jóvenes protagonistas de esta jornada.

 

“Queremos empoderar a los estudiantes, que ellos puedan despertar sus habilidades, capacidades y lo hacemos usando una riqueza territorial, la energía del sol. Creemos quela formación de capital humano es clave porque ahí estamos sembrando para la sociedad que queremos” Patricio Jascura, Jefe de Capital Humano proyecto Ayllu Solar.

Todo partió a principios de este año con una pregunta desafiante en torno al sol y como usar esta energía abundante para la región. El objetivo poder utilizar energía para dar respuesta a algún problema. ¿La forma?: utilizando la metodología Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), metodología con la que aprendieron a trabajar en grupos, adquirieron protagonismo, liderazgo y comunicación para expresar sus ideas y finalmente crear un proyecto con energía solar.

 

“La retroalimentación, proponerse metas reales, el hecho de que los alumnos investiguen por sí mismos ha hecho que estén motivados trabajando. Ha sido muy positivo para estimular el conocimiento, muy bueno para el trabajo en equipo y desarrollar la creatividad, ya que cada alumnos aporta con sus ideas y son escuchadas”. Patricia Pineda, profesora del Liceo Pablo Neruda, primer liceo solar de Chile que es parte del proyecto Ayllu Solar.

 

Ayllu Solar está trabajando desde 2015 en Arica y Parinacota con el objetivo de colaborar con las comunidades urbanas y rurales de la Región, para que éstas logren un desarrollo sustentable a través de la energía solar y el desarrollo de capital humano. En este contexto, el liceo Pablo Neruda junto a otras 5 escuelas (se proyectan en total 36 escuelas de la Región a futuro) han formado una comunidad escolar SOLAR, que de forma colaborativa están implementando en sus aulas la metodología educativa ABP e incorporando conocimiento sobre esta energía sustentable. Un trabajo que lidera el liceo Pablo Neruda, primer recinto escolar de Chile y de Arica, que gracias a la instalación de paneles solares logra autoabastecerse de luz y energía, pero además permite dotar de electricidad a la comunidad. Estas instalaciones le permiten, incluso, vender energía a la empresa eléctrica ENEL.

Por este motivo se ha convertido en socio clave del proyecto. Allí gran parte de sus docentes son Facilitadores del proceso. Estos, han sido capacitados en la metodología y cuentan con herramientas de coaching para apoyar a otros profesores. Diariamente se reúnen para planificar e introducir la forma de trabajo que busca transformar la educación en la región.

 

Todas las escuelas que participan presentan altos índices de vulnerabilidad socioeconómica y enfrentan problemas cotidianos en sus comunidades como falta de luz, de agua caliente, entre otros. “Los estudiantes se han motivado al saber que esas dificultades pueden ser resueltas con una energía limpia, gratis y abundante para la región”, asegura su directora, Jacqueline Retamales. Jacqueline tiene un rol fundamental en los cambios e innovaciones que ha emprendido desde hace algunos años esta escuela, situada en pleno desierto de Arica. “Participar de este proyecto ha sido una gran oportunidad para seguir otorgando conocimiento y experiencias reales sobre la energía solar a nuestros estudiantes y que ha permitido importantes mejoras en su forma de aprender”

Comentarios

Dejanos tus comentarios