Expolanas: Del Altiplano al Mall
4 julio, 2015   //   Sociedad

Las artesanas de Arica y Parinacota llegaron a Expolana con ovillos, palillos y productos tejidos en fibra de alpaca, como guantes, gorros, bufandas, ruanas, chales y chalecos, tal como sus madres les enseñaron.

 Toda una vida ligadas al tejido de lana de cordero y alpaca llevan las artesanas Leandrina Flores Flores y Julia Montes Calisaya. Ambas mujeres representan a la Asociación Indígena de Mujeres Aymaras de la Comuna de General Lagos que forman parte de las 15 agrupaciones de artesanas usuarias de INDAP que participan en la séptima versión de Expolana, el principal encuentro nacional del mundo del tejido.

Para el director nacional de INDAP, Octavio Sotomayor, Expolana 2015 “es una oportunidad para que las tejedoras e hilanderas muestren sus productos a un público exigente en calidad y diseño, además de una vitrina muy importante para darse a conocer en la capital, generar nuevos contactos, establecer redes con otras empresas del rubro y potenciar la comercialización en los llamados circuitos cortos, es decir, la venta directa del productor al consumidor”.

El evento, que es organizado por Revista Paula y cuenta con expositoras que provienen desde el Altiplano hasta la Patagonia, comenzó este miércoles  y permanecerá abierto hasta  el 5 de julio, en el Mall Alto Las Condes.

El director regional de INDAP, Jorge Torres Caballero, destacó la experiencia que ganarán las usuarias del Altiplano, “ya que no solamente podrán conocer otras mujeres, otras experiencias y diferentes formas de tejer; sino que además le entregan un valor agregado a sus productos, convirtiéndose en embajadoras para su Asociación y para la Región”.

TEJIENDO EN ANCOLACANE

“A los 10 años, mi tía me enseñó a preparar y tejer la lana de oveja”, cuenta la Sra. Leandrina, ganadera usuaria de INDAP de la localidad de Ancolacane , quien por primera vez participa de la Expolana. “Al principio, tejía a palillo y también hilaba la lana en la pusca (…) Después, cuando fui creciendo y aprendiendo, empecé a trabajar en los telares”.

Dueña de un piño familiar de 150 Alpacas, Leandrina Flores trabaja con partidas anuales de material, que se obtienen de la esquila por turnos de 100 ejemplares, abasteciéndose así del vellón con el que elabora sus productos.

“Primero se trasquila la lana, se saca el vellón (…) esta parte hay que hilarla y después se tuerce para hacer madeja y ahí se lava para ver de qué color saldrá y elegir lo que conviene para tejer (…) A veces sale un color, otras dos (…)”, explica.

Sus productos los vende en Ancolacane,  en Visviri y en las Ferias a las que la invitan, como por ejemplo actividades de Conadi, Ferias de Artesanía Regionales y cuando arriban los cruceros a Arica. “Me siento feliz de participar en esta Feria y feliz porque  INDAP nos está apoyando (…) le doy los agradecimientos por su apoyo, porque ahora podemos mostrar nuestros productos y tener más ganancias por nuestro trabajo”, manifestó la artesana.

DE LAS MANOS DE SU MADRE

La Sra. Julia Montes Calisaya nació en Visviri, comuna General Lagos, y desde los 12 años comenzó a aprender sobre el arte de tejer, de manos de su madre.

Primero, ayudó a cortar lana quemada, escarmenó, sacó los pastos y las basuras, hasta que, finalmente, a los 14 años, aprendió a hilar, principalmente con lana de oveja, “que es más rápida para aprender”, recuerda.

“Cuando fui más grande, con mejor dominio, aprendí a trabajar la lana de Alpaca. Eran 180 animales los que tenía mi madre y que daban la lana suficiente para tejer (…) Ahora tengo 40 animales con los que trabajo, principalmente con lana negra y blanca que es la que más me gusta”, explica.

Para la Sra. Julia,  los animales tienen que estar bien cuidados para obtener un buen producto, por lo vigila que sus alpacas no coman o pasten en lugares donde hay espinas o cardos que puedan pegarse en su lana, “pero como vivo en Visviri, el paisaje me favorece”.

Esta es la segunda vez que la Sra. Julio estará presente en Expolana , por lo que, basada en esa experiencia previa, preparó su material considerando productos elaborados de alpaca baby, “que son los animales que tienen un año y recién experimentan su primer corte”.

De su primera visita recuerda que lo que más vendió fueron chales mariposa, chales estilos ruanas, chales a palillo, puntillas y ponchos a crochet, para adultos, niños y bebés, “y lo que más me llamó la atención fueron las alfombras, que en el sur las hacen con lana de cordero, tejidas a telar (…) yo creo que también podríamos hacer alfombras de alpaca”.

Comentarios

Dejanos tus comentarios