Lamentable cifra: Más del 80 % de las Llamadas al 133 Son bromas
30 marzo, 2015   //   Policial

La Central de Comunicaciones (Cenco) de Carabineros recibió 22.748 llamados a su fono 133 en marzo del año. De ellos, apenas 3.708 correspondieron a llamados de emergencias reales, mientras que 19.040, o sea el 84 por ciento, eran bromas, pitanzas, insultos y hasta algunos llamaron al 133 para consultar los números del Loto o del Kino. Las cifras de marzo de 2015 serán tabuladas en los próximos días, pero según se informó, el porcentaje de pitanzas sería casi similar.

Ante ello, y tras visitar las instalaciones de la Cenco de Carabineros, el intendente Emilio Rodríguez y el jefe de zona de Carabineros, general Alberto Etcheberry, hicieron un llamado a la ciudadanía a darle un buen uso a este número policial y evitar bromas que lo único que hacen, según dijeron, es destinar recursos y tiempo de policías en procedimientos inexistentes; y lo más preocupante, es que impiden que los ciudadanos que sí llaman por una emergencia pueda comunicarse con Carabineros porque las líneas están ocupadas.

“El trabajo que realiza Carabineros en la región es notable, por el compromiso y profesionalismo. Por eso le pedimos reciprocidad a la ciudadanía, porque en la medida que el 133 se utilice sólo para emergencias, la efectividad policial será más inmediata. Un mal uso del 133 no sólo hace perder tiempo, sino que puede destinar recursos en forma incorrecta, a una ciudad que quiere avanzar en la disminución de los delitos”, dijo Rodríguez.

En tanto, el general Etcheberry explicó que la Cenco en Arica cuenta con una plataforma de última generación, que es la encargada de tomar las llamadas de emergencia y destinarla a todos sectores de la ciudad. Eso por ello, dijo, que se requiere de toda la ciudadanía para cuidar este servicio, “para no perder tiempo en llamados inoficiosos”.

“El llamado que hacemos es a ser responsables. De esos más de 22 mil llamados, 3 mil correspondían a casos de real emergencia y 19 mil fueron inoficiosos y hacen perder tiempo, perder recurso humano y pone en riesgo la seguridad de las 3 mil personas que demandan un servicio oportuno y urgente”, manifestó.

Etcheberry informó que una gran parte de esos llamados son hechos por niños y adolescentes, que desde sus casas o durante el recreo en sus colegios, realizan pitanzas de diversa índole.

De las 19.040 llamados inoficiosos, 10.402 correspondieron a bromas, 4.222  cortaron los llamados, 201 era “número equivocado”, 164 eran “llamados inaudibles”, 3.845 discaron el 133 para solicitar información, 103 personas llamaron para insultar a la institución y 103 requerían orientación.

 

Comentarios

Dejanos tus comentarios