Los Palos : El Pueblo Fronterizo con Desarrollo Asegurado
22 noviembre, 2015   //   Sociedad

Desde sus playas se observa, a simple vista, el centro de Arica y el Morro. Pero no estamos en Chile, sino que en Los Palos, el poblado peruano más cercano a la Línea de la Concordia, al Hito 1 y al triángulo terrestre, las 3,6 hectáreas que mantienen una tensa relación entre ambos países.
Incluso, no muy lejos de la orilla hay un barco de la armada chilena. “Está en mar chileno. Como el límite se divide por el paralelo, quedan muy cerca de nuestra playa”, cuenta Wilfred Lupaca (33), pescador artesanal de la localidad que tiene 6 mil habitantes.
Aprovechando las aguas subterráneas, la mayor parte del suelo del lugar está destinado a la agricultura. Abundan las plantaciones de olivos, quínoa, sandías y tomates. Es la principal actividad a la que se dedican.
Diez kilómetros más al norte se encuentra La Yarada, pueblo de similares características y cinco mil habitantes. Hace dos semanas, los vecinos de ambas localidades celebraron hasta tarde en las calles. El presidente Ollanta Humala firmó un decreto que creó el nuevo distrito (comuna) La Yarada-Los Palos.
“Quiere decir que nos independizamos administrativamente de Tacna y ahora recibiremos recursos propios del estado peruano”, explica el alcalde de Los Palos, José Hurtado.
Mientras en los pueblos fronterizo peruanos festejaban, en Chile la Cancillería hacía pública su queja ante el vecino país, porque el mapa del nuevo distrito incluye como propio los terrenos del polémico triángulo terrestre.
“Como peruanos, creemos que esos terrenos son nuestros, pero ahí no nos queremos involucrar. Eso tiene que resolverlo el Gobierno. De hecho, no tenemos ningún plan urbanístico o de agricultura en esa área”, agrega Hurtado.
Para los paleños la controversia limítrofe no es importante. “Estamos contentos porque ahora tendremos una posta mejor, más calles pavimentadas y no sólo una escuela”, comenta Teodoro Mamani (55), mientras descansa en una banca de la plaza del pueblo.
Y es que con la creación del nuevo distrito se vivirá una verdadera revolución en las dos locaciones que lo componen. Los Palos recibía de Tacna unos $240 mil soles al año (poco más de $52 millones de pesos anuales). Ahora, el presupuesto del pueblo será de $4.000.000 soles anuales (cerca de $900millones de pesos chilenos)
A esa cifra hay que sumarle lo que recibirá por el canon minero, que son los recursos que el estado peruano entrega de las utilidades de la extracción de minerales. Se estima que esos montos llegarían a los $10 millones de soles (más de $2.000 millones de pesos chilenos).
“Tendremos recursos para modernizar el pueblo. Nosotros estimamos que en cinco años llegaremos a los 15 mil habitantes”, calcula el alcalde de Los Palos.

Santa Rosa
Al regresar a Chile por caminos internos, de tierra, se encuentra la localidad de Santa Rosa. No más de cinco familias viven ahí, todos agricultores. El lugar está a dos kilómetros del Hito 1 y del puesto de vigilancia de la policía peruana, donde 10 efectivos hacen turnos y pernoctan en el lugar.
Se movilizan en moto, para poder sortear los difíciles caminos de tierra endurecida con la salinidad. “No nos acercamos a la frontera para no tener problemas. No existe ninguna prohibición, pero para qué nos vamos a meter. Nunca vimos a militares ir al triángulo. Nos sorprendió lo de la foto”, cuenta Abraham Mamani (36).
Cerca del grupo de casas y de la Panamericana están las ruinas del antiguo cuartel policial y Complejo Fronterizo. También pasa por ahí la línea del Ferrocarril Tacna-Arica, que se reactivará en diciembre.
“Por aquí caminan los burreros o los ilegales que intentan pasar a Chile”, dice Mamani, quien asegura no comprender tanta controversia por los límites.
“Uno mira para allá (a Chile) y ve la misma playa, el mismo paisaje. No entiendo por qué tanta división. Deberíamos ser pueblos hermanos”, sentencia mientras acelera su enduro y regresa a su parcela.

Comentarios

Dejanos tus comentarios