Permaneció un año preso por Robar y violar a una Mujer: Prueba Biológica demostró su Inocencia
7 febrero, 2015   //   Policial

A pesar que la pericia bioquímica establecía la inexistencia de la huella genética del acusado, éste permaneció casi un año privado de libertad insistiendo permanentemente en su inocencia, e incluso llevó adelante dos huelgas de hambre al interior del penal, hasta que finalmente logró comprobar su inocencia.

“No nos resulta indiferente el dolor de la víctima frente al abuso sexual, pero la investigación no fue capaz de llevar a la justicia al verdadero culpable, que hoy se encuentra en libertad”, con esas palabras defensor penal público, Ricardo Sanzana, inició el alegato de clausura del juicio oral donde se acusaba a un hombre de robar y violar a una mujer en plena vía pública en febrero del año pasado.

En el juicio se pudo lograr la absolución del ariqueño con iniciales D.E.C.V. quién desde el momento de la detención pidió que se le realizaran exámenes genéticos para demostrar que él era inocente. Luego de estar privado de libertad por ocho meses y salir absuelto en septiembre del año pasado, el Ministerio Público, a cargo del fiscal de la causa, Luis Soriano, presentó un recurso de nulidad del juicio, el que fue acogido por la Corte de Apelaciones de Arica, dejando nuevamente al acusado en la cárcel.

“Logramos establecer que una persona estuvo injustamente privada de libertad por más de diez meses, entonces es satisfactorio que el tribunal haya, por segunda vez, acogido la tesis de la defensa donde se demuestra con la prueba biológica, a través de una perito bioquímica, la inocencia de mi acusado”, expresó el defensor penal público.

En tanto, la deliberación del tribunal a cargo de los jueces, Mauricio Vidal, Carolina Valenzuela y Mauricio Petit, estableció que se pudo comprobar a través de pericias que también habían células epiteliales de otros dos sujetos –un hombre distinto al imputado y la de una mujer distinta a la víctima-, lo que marcó una huella genética distinta del acusado, además de tener sólo la versión contradictoria de la víctima.

“Esas eran células que estaban en la prenda de la víctima y que dan cuenta de una duda razonable, que efectivamente aquí pudo haber participado un tercer sujeto distinto al imputado. Ese resultado estaba claro y la perito lo señaló en los dos juicios que debimos enfrentar. Sin embargo, la Fiscalía decidió seguir adelante con el caso, cuestión que nosotros entendemos como no haber analizado objetivamente la prueba que tenían en ese momento. Cuando se abandona el principio de objetividad pasan estas cosas”, dijo el defensor Sanzana.

HECHOS

El 4 febrero en la madrugada, un sujeto abordó a la víctima cerca de su casa en población Chinchorro, y la obligó a practicarle sexo oral, luego le robó su cartera y huyó. Todo el material genético quedó en una prenda de vestir de la mujer.

Según el defensor de la causa, “ese jeans es periciado por la Policía de Investigaciones en Santiago y se determina buscar la huella genética mientras que mi representado es detenido tres días después del hecho sin ningún indicio de haber participado en el hecho y esa detención llevó a que finalmente él -sin la asistencia de abogado defensor-, accediera voluntariamente y de manera inmediata a hacerse exámenes y otorgar pruebas para establecer el perfil genético”, aclara.

Con estas pruebas científicas se logró establecer que D.E.C.V. no había participado en los hechos en los cuales se le involucró. Él insistió en su inocencia durante todo el tiempo en que permaneció detenido e incluso llevó adelante dos huelgas de hambre al interior del penal, hasta que finalmente se logró comprobar su inocencia.

 

Comentarios

Dejanos tus comentarios