Picaflor de Arica Cuenta con Nuevos Guardianes en el Valle de Chaca
12 septiembre, 2018   //   Nacional, Sociedad

 

Vecinos del sector se comprometieron a trabajar por la conservación del ave más pequeña del país junto al Ministerio del Medio Ambiente y la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Tras migrar de la ciudad en busca de mejores condiciones para subsistir producto de la reducción y pérdida de su hábitat a consecuencia de las prácticas agrícolas poco sustentables, el picaflor de Arica convirtió el valle de Chaca en uno de sus principales hábitats lejos de las amenazas que hoy lo mantienen en peligro crítico de extinción con una población estimada en poco más de 300 individuos de acuerdo al último censo poblacional realizado por AvesChile (Unión de Ornitólogos de Chile) en 2017.

 

Conscientes de esta realidad y el rol que jugarán como comunidad en el cuidado del ave más pequeña de Chile, los vecinos de la localidad de Chaca decidieron sumarse al trabajo de protección del picaflor de Arica que realiza el Ministerio del Ministerio del Medio Ambiente y FAO a través del Proyecto Conservación de Especies Amenazadas.

 

La iniciativa que cuenta con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial se ejecuta de manera simultánea en las regiones de Arica y Parinacota, Maule, Biobío, Araucanía y la recién creada de Ñuble; sumando a las tareas de conservación en el sur del país al huemul, zorro de Darwin y queule.

 

Conservación

 

Para alcanzar la estabilización de la población del picaflor de Arica y fortalecer las capacidades de la comunidad se implementarán las siguientes acciones: programa de educación ambiental en la Escuela G-55 del valle de Chaca junto a la comunidad, se incorporarán territorialmente los criterios de conservación de la especie enfocados en las buenas prácticas agrícolas, se forestará con especies nativas asociadas a la biología del picaflor en las parcelas de los socios de la comunidad y se protegerán dos áreas de importancia para la conservación de la especie.

 

Marcelo Cañipa, seremi del Medio Ambiente, calificó la jornada de trabajo junto a la comunidad como “un hito en la ejecución del proyecto por cuanto cumpliendo con los protocolos internacionales hemos obtenido el Consentimiento Libre, Previo e Informado de la comunidad de Chaca, quienes nos han autorizado de forma previa y de buena fe tanto al Ministerio del Medio Ambiente como a FAO a llevar a cabo y ejecutar este proyecto de conservación de la especie picaflor de Arica en sus territorios. Estamos muy contentos por cuanto fue una reunión muy fructífera con una gran asistencia y los vecinos han quedado conformes, conscientes y muy comprometidos de la labor que en conjunto debemos realizar para conservar la especie dada su importancia en el ecosistema y biodiversidad regional”.

 

Para el presidente de la junta de vecinos N° 64 del valle de Chaca, Amadiel Codoceo, el encuentro fue “un muy buen inicio con nuestra gente de Chaca porque estamos convencidos de apoyar y como dijo la Sra. Isolina ceder parte de la parcela para plantar árboles nativos y conservar la especie, ya hemos trabajado más de siete meses junto al proyecto y seguiremos aportando para conservar al picaflor de Arica”.

 

Con más de 70 años en el valle Isolina Montealegre es una de las vecinas que hoy mantiene viva no sólo la historia sino la memoria de Chaca, para ella los recuerdos del picaflor de Arica aún están en su cabeza y sueña con volverlos a ver por montón en su jardín.

 

“Lo recuerdo acá en este valle, habían muchos picaflores y todos los que vivíamos en este lugar que éramos pocos como 5 ó 6 familias nomas, todos sembrábamos algodón que era vendible y mandábamos para Bolivia; ahí con el mismo algodón el picaflor hacia sus nidos y se alimentaba de sus flores, también en los chañares y habían siempre muchos en este lugar.

 

Luego de conocer los alcances del proyecto y el trabajo a desarrollar, los vecinos del valle suscribieron su compromiso de trabajo a través de la firma del Consentimiento Libre, Previo e Informado entre la comunidad, Ministerio del Medio Ambiente y FAO; el documento es un derecho específico de los pueblos originarios reconocido en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

 

Comentarios

Dejanos tus comentarios