Unidad de Alivio del Dolor de Hospital de Arica incorporó Tecnología Portátil para Administración de Fármacos a Pacientes
14 mayo, 2015   //   Sociedad

La unidad de alivio del dolor y cuidados paliativos del Hospital Regional de Arica Dr. Juan Noé, incorporó a sus prestaciones la entrega de bombas de infusión para la administración domiciliaria de calmantes, por vía subcutánea, con el fin de evitar la postración de sus pacientes que, en su mayoría, están en etapas terminales de cánceres.

Así lo dio a conocer la médico jefe de la unidad, Ana Miles, quien se reunió con la directora del hospital, Ximena Guzmán, y con la directora (TP) del Servicio de Salud Arica, Verónica Silva, para explicar el impacto de los primeros 45 infusores que fueron adquiridos, hace 20 días, con recursos propios del establecimiento por casi medio millón de pesos.

La doctora Miles enfatizó que las bombas son portátiles, ya que las personas usuarias pueden sujetarlas de sus cinturas, lo que les da libertad para desplazarse dentro de sus casas, para ir a sus controles en el hospital e incluso para hacer vida social, con una autonomía en la administración de los fármacos de hasta siete días.

Manifestó que este aparato ha tenido muy buenos resultados en pacientes de zonas rurales, ya que se trata de adultos mayores que casi no cuentan con cuidadores y a quienes se les hacía muy difícil tener que administrarse medicamentos con jeringas, cada 6 u 8 horas.

Por lo mismo, agradeció al hospital “porque ha tenido la sensibilidad para entender que este instrumento es necesario”.

Una de las primeras pacientes que pudo contar con una de las bombas ha sido Ximena Cáceres Flores quien, junto con agradecer la iniciativa, comentó que para ella “ha sido un cambio magnífico, porque la comodidad que nos brinda, la seguridad, la tranquilidad de no olvidarnos de tomar un remedio, nos permite mantenernos alerta en otras cosas, porque el funcionamiento de la bomba es preciso”.

La unidad de alivio del dolor y cuidados paliativos es uno de los programas especiales del Hospital de Arica que, durante el 2014, en el marco de las garantías del Plan Auge, dio atención a 1.486 personas. La doctora Miles manifestó que la idea es que la cobertura no solo incluya a pacientes con cánceres sino también con otras patologías terminales como las pulmonares y las renales.

Comentarios

Dejanos tus comentarios