Horas de Terror Vivió Familia Ariqueña Tras Desaparecer su Hija Menor y Recibir Llamadas Pidiendo Dinero por su Rescate
15 diciembre, 2015   //   Policial

Precisamente esta terrible situación, le ocurrió a Juan Fernando Ramírez, conocido dirigente deportivo, quien al enterarse que su hija había desaparecido, comenzó a vivir una verdadera pesadilla junto a su familia. Nada se sabía de A.R, la menor que estuvo desaparecida por casi cuatro horas y que motivó a las redes sociales en torno a una campaña de búsqueda y que muy pronto se viralizó transformándose en preocupación de la comunidad local. Más tarde se supo que la familia había sido víctima de una gran estafa.

 

Según el relato del padre, fue muy angustiante haber vivido esta situación “nos deja muy preocupados, porque estas cosas en Arica no suelen suceder. Hemos sido víctimas prácticamente de un rapto de nuestra hija y también de un secuestro, que se la han llevado y después nos han pedido rescate”… “Gracias a Dios, por los antecedentes que se han podido recabar, mi hija regresó sana y gracias a Dios está bien. Ahora esperamos que las instituciones PDI y Carabineros hagan su labor y que puedan detener a esta gente tan desgraciada y que hace tanto daño”.

 

Llamada telefónica

 

Ramírez señala que mientras, ni su señora ni él, se encontraban en casa, su hija menor recibió una llamada telefónica de un supuesto policía, quien le señaló que un familiar (el papá) había tenido un grave accidente y que para salvarlo, ella debía entregar un dinero. Aún nervioso, el padre relata que su hija buscó unas platas que estaban en su casa y esperó, de acuerdo a las instrucciones del estafador, que la pasaran a buscar, para entregarlo y con eso salvarlo “la tomaron en un taxi y se la llevaron y después llamaban por teléfono a mi señora para que pagara un rescate” (por la hija)… “son situaciones que uno como padre ni nadie las quisiera vivir, es demasiado angustiante pensar qué pueden hacer estos desalmados, desgraciados, es muy terrible lo que le puede pasar a una familia, fueron horas realmente angustiantes en que nosotros veíamos una nebulosa que no nos dejaba pensar bien”.

 

Luego de casi cuatro horas de angustia, estando la familia en contacto con carabineros y PDI, y cuando la menor logra hacer entrega de los dineros a los delincuentes, la dejan en las cercanías del supermercado Lider, donde es reconocida por una vecina, quien avisa a la familia, produciéndose minutos más tarde, el esperado reencuentro.

 

Mensaje

 

Ya más calmado y con su hija de vuelta y bajo su atenta mirada, Juan Fernando Ramírez, aprovecha de hacer un llamado a las familias para que estén alertas y no les ocurra lo sucedido a ellos “hay que educar a los hijos en que este tipo de llamadas en forma desconocida de esta gente desalmada preguntando, no den detalle o no entreguen ninguna información”. Aprovechó también de agradecer a todas las personas de Arica y amigos que se preocuparon por su familia.

 

Paralelamente este medio solicitó tener una versión oficial de las policías, señalando éstos que por estar en pleno desarrollo la investigación, no se iban a referir al tema.

 

Al finalizar la edición, llegó un comunicado de la PDI aclarando que lo sucedido no fue un secuestro, sino un delito de estafa bien planificada.

 

La información la dio a conocer el jefe subrogante de la XV Región Policial Arica y Parinacota, subprefecto Claudio González Hofstetter quien explicó que la niña desapareció de su casa, en horas de la tarde, por un lapso de aproximadamente tres horas y media, como consecuencia de un engaño telefónico que la llevó a realizar diferentes trámites fuera de su hogar.

 

Tras su regreso a casa, la PDI, inició una investigación con el fin de esclarecer circunstancias del hecho y dar con los responsables de este delito.

“Todo el trabajo que hemos realizado hoy junto a la Fiscalía nos indica que esto no fue un robo con secuestro, como pensó la familia inicialmente, sino una estafa en la modalidad ‘cuento del tío’ muy bien planificada por desconocidos. Hemos logrado esclarecer todo lo ocurrido y a esta hora estamos abocados a dar con los responsables de este delito”, manifestó el oficial jefe de la PDI.

Asimismo, llamó a las familias a tener cuidado con los engaños telefónicos y a denunciar al nivel 134 cualquier mensaje sospechoso de esta naturaleza.

 

Cómo reconocer este tipo de delito?

 

En algunos casos, los delincuentes realizan un llamado telefónico en que informan de un supuesto accidente de tránsito de padres, hermanos o hijos y que requieren del pago en dinero o especies para llegar a un acuerdo que evite un juicio o la cárcel del familiar supuestamente involucrado.

En un segundo grupo están quienes señalan que secuestraron a un familiar y piden un rescate en dinero o especies para liberar a la persona.

En ambos casos, los delincuentes intentan mantener contactada a la persona a un teléfono, impidiendo que llamen a terceros para verificar si lo que se indica es efectivo. Además, lo obligan a recorrer diversos puntos de la ciudad, extraer dinero de cajeros automáticos, realizar transferencias bancarias o dejar bienes o dinero requerido en lugares apartados.

¿Qué hacer en caso de una estafa telefónica?

  • Contáctate con la persona supuestamente accidentada o secuestrada.
  • No entregues información personal, números de teléfonos ni antecedentes familiares
  • No realices transferencias electrónicas de dinero
  • No saques bienes de tu casa
  • Contáctate con Carabineros y formula la denuncia
  • Comparte estas instrucciones con el grupo familiar
  • Importante: Las policías, Carabineros y PDI nunca van a pedir dinero a cambio de sus servicios.

Comentarios

Dejanos tus comentarios