Alcalde Espíndola Demandó Medidas “Sin Letra Chica” para la Región Tras Anuncio del Gobierno de Analizar la Crisis Migratoria Nortina
30 septiembre, 2020   //   Nacional, Sociedad

Luego de meses acusando la grave situación migratoria que viven las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá, el Gobierno anunció que comenzará a analizar la problemática para generar resoluciones que impidan el creciente flujo de ingresos ilegales a nuestro país.

Una decisión que surge tras el descontrol que vive la situación en el norte grande del país, sectores que viven cientos de ingresos ilegales diariamente y que dejan en evidencia la vulnerabilidad de las fronteras con Perú y Bolivia.

El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, junto que recalcar que las acciones llegan de manera tardía, enfatizó la obligación del Estado por entregar garantías para las zonas extremas sin “letra chica”, como una eventual redistribución de recursos regionales en desmedro de una inyección específicamente para mejorar el control fronterizo.

“Es algo que veníamos pidiendo hace bastante tiempo y espero que no venga con letra chica. Es decir, que no se refuerce la frontera con recursos de la región, como más carabineros, pero sacando contingente de la ciudad. Resguardar la frontera de este modo, dejar desprovista la ciudad en materia de seguridad, sería totalmente injusto y (demostraría) que el Gobierno no entiende o el Estado permanece ausente, en una ciudad como la nuestra donde terminamos responsabilizándonos nosotros como comuna, como región, de la administración de la frontera”, exclamó el jefe comunal de Arica.

Según estimaciones realizadas por la oficina de Derechos Humanos de la Municipalidad de Arica, diariamente ingresan de manera ilegal a la ciudad, cerca de 300 extranjeros.

Este total descontrol, señaló Espíndola, no sólo deja en evidencia la fragilidad regional para el resguardo de nuestro país, sino que pone en tela de juicio el real control de otros ingresos ilegales como los de droga o los de armas.

“Cuando vemos el tráfico de personas, pero hay otro tipo de tráfico que no observamos, que está ahí latente y pone en riesgo a la población, tráfico de drogas, de armas, de animales; hoy es más que patente la ausencia del Estado en la protección de nuestras fronteras. Por tanto, espero que esta medida de Gobierno sea con recursos nuevos y frescos y no afecte a los recursos de la región”, sentenció la máxima autoridad comunal de Arica.

Reiterados han sido los llamados del alcalde Espíndola para que el Gobierno garantice el resguardo de la frontera, labor que hoy recae en la región, pese a ser una problemática de Estado.

Además de vaticinar el ingreso masivo de migrantes por pasos no habilitados, Espíndola llamó al Ejecutivo a que sumaran a los gobiernos comunales fronterizos en la discusión de la nueva Ley de Migraciones, una solicitud que recibió oídos sordos, dejando de lado a los principales gestores del control migratorio, fuera de toda participación.

Comentarios

Dejanos tus comentarios