Carta de Mesa Social de Pueblos Indígenas Covid19 , a Autoridades de la Región
9 julio, 2020   //   Nacional, Sociedad

Señor

Luis Cuellar Loyola General de Ejército

Jefe de la Defensa Nacional

para la Región de Arica y Parinacota

Presente.-

 

Junto con saludar venimos exponer y solicitar lo siguiente: Con fecha 24 de junio del presente año, al conmemorarse el día Nacional de los pueblos indígenas, y de común acuerdo por los firmantes, se constituye la Mesa Social de Pueblos Originarios Covid -19. Emergemos desde la profunda preocupación respecto a los efectos de la pandemia Covid- 19 en nuestras comunidades en Arica y Parinacota, considerando también las comunidades originarias y territorios del norte grande y el Sur Andino.

 

La Mesa Social aquí constituida lleva el nombre de nuestros dirigentes Julio Huanca, Gumercindo Gutiérrez y Florencio Huaylla Flores, hoy fallecidos, producto de Covid 19 , quienes en sus últimos días sufrieron la violencia material del virus, la lejanía simbólica y espiritual de sus comunidades, la atención y carencia de sus hierbas medicinales, producto de la situación de excepcionalidad constitucional que vivimos. Son diversos los aspectos que hoy nos hacen pensar que este virus, el cual azota con fuerza al mundo, no golpea a todas las poblaciones de la misma manera. Sabemos con profunda claridad, lo que nos transmiten nuestros ancestros, y avalados por las informaciones de organismos internacionales, que este virus actúa de forma selectiva y diferenciada respecto de las poblaciones indígenas/no indígenas en el mundo y en nuestro país, como también lo hace con los más vulnerables y desposeídos de nuestra sociedad.

 

Se trata de una emergencia social y sanitaria que se despliega con mayor intensidad en aquellas comunas y localidades con mayor vulnerabilidad social, entre las cuales se destacan aquellos sectores donde hoy vivimos como pueblos originarios, toda vez que se trata de comunas rurales con sistemas de salud debilitados y un alto índice de población de la tercera edad. A todo esto se le agrega la evidencia incuestionable respecto de la situación de vida de nuestros hermanos en el mundo urbano, los cuales habitan en lugares con mayor hacinamiento y de concentración poblacional, por lo que existe mayores probabilidades de la existencia de alta circulación viral del COVID-19, tal como señala el índice de vulnerabilidad Covid-19 construido por la Universidad de Chile.

 

Junto con esto, es importante destacar que, como pueblos indígenas, no solo sufrimos con mayor cercanía los efectos adversos de esta pandemia, también vemos como el estado de excepción constitucional vulnera nuestros derechos toda vez que vemos que no es posible ejercer nuestra medicina tradicional para complementar los tratamientos de nuestros hermanos enfermos por este virus, manteniéndolos aislados en el confinamiento más absoluto. Hoy vemos como a lo largo y ancho de nuestra región como también en Tarapaca, Antofagasta y la Araucanía han fallecido queridos y valiosos hermanos. Tesoros humanos vivos de nuestras comunidades son quienes parten. Putre, General Lagos, Chiu-Chiu, Chusmiza, Alto Bio Bio, Lonquimay, entre otros son los territorios más golpeados por la letalidad del virus, tal como ocurre en Brasil, Paraguay, Ecuador y otros territorios de nuestra América adolorida. Somos quienes protegemos el 85% de la biosfera terrestre (Naciones Unidas) y a su vez los más golpeados por un virus construido en el marco del desarrollo desenfrenado de esta modernidad ingrata. Todos estos elementos nos hacen pensar, con toda seguridad , que hoy se están vulnerando derechos fundamentales para nuestros pueblos indígenas, tanto en el acceso a la información para ejercer tareas territoriales de prevención activa, como en lo referido a la necesidad de hacer ejercicio directo de nuestros sistemas tradicionales de salud de nuestras comunidades.

 

Consideramos fundamental que las autoridades de salud nos entreguen información valiosa sobre la circulación viral en nuestros territorios tanto urbanos como rurales. La doble y triple residencia en nuestra tradición ancestral es una cuestión común y regular, por lo que es fundamental detener el contagio en la lógica de nuestras dinámicas de movilidad espacial entre pisos ecológicos. Necesitamos saber el nivel de contagio viral en las redes de nuestras familias para implementar medidas, por lo que se hace fundamental sentarnos en la mesa con las autoridades. Queremos ser parte activa del proceso de vigilancia y contención de la circulación viral en nuestros territorios y también queremos hacer uso digno de nuestras formas de sanar como también de nuestras formas propias de morir. En este sentido consideramos que la Mesa Social de Pueblos Originarios Covid 19 ;Julio Huanca, Gumercindo Gutiérrez y Florencio Huayllas, tendrá la responsabilidad y el propósito de mantener coordinación con los organismos sanitarios que toman decisiones sobre nuestras vidas durante esta contingencia de pandemia que afecta al país, la región y a los Pueblos Indígenas. Por lo mismo, solicitamos a vuestras instituciones información certera sobre personas en calidad indígena perteneciente a pueblos originarios, sean estas de la región o personas llamadas “migrantes” que no son más que hermanos de nuestros mismos pueblos y naciones ancestrales” También , destacamos la preocupación por las personas que se encuentran aisladas en las residencias sanitarias, destacando que muchos de ellos comienzan a sentir los efectos de la enfermedad requiriendo tratamiento en el hospital regional, esperando que no se cierren las puertas para los familiares y se genere un protocolo de información y dialogo permanente con sus familiares directos y también con los representantes de las comunidades.

 

De igual manera reiteramos que se considere nuestra medicina ancestral y la acción espiritual que requieren las personas indígenas. En virtud de lo planteado, solicitamos que se incorpore a los protocolos sanitarios el ingreso de hierbas medicinales, alimentos y frutos necesarios , así como también la realización de ceremonias espirituales tales como limpiezas de los espacios existentes y acciones de agradecimiento a la madre tierra. Es importante destacar que la labor que han venido realizando los facilitadores interculturales dada su fundamental labor, pese a que la institucionalidad de la salud pertinente no le ha dado la importancia a la función que tienen para los comuneros y las comunidades originarias, no solo en lo referente a los afectados por Covid 19; también en relación con otros padecimientos como el Cáncer, la Diabetes entre otros. Solicitamos que se les brinde importancia como parte de la primera línea de la actividad sanitaria, considerando además la contratación de nuevos facilitadores para resolver temas de fondo entre las comunidades , familia y la instituciones de salud. Por lo mismo, es importante destacar nuestro principal marco jurídico y que sustenta nuestros derechos toda vez que el Estado de Chile debe cumplir en correspondencia por su adhesión internacional, en este sentido destacamos los artículos del Convenio 169 de la OIT que sostienen y fundamentan nuestra propuesta. “Artículo 4. 1. Deberán adoptarse las medidas especiales que se precisen para salvaguardar las personas, las instituciones, los bienes, el trabajo, las culturas y el medio ambiente de los pueblos interesados. 2. Tales medidas especiales no deberán ser contrarias a los deseos expresados libremente por los pueblos interesados. 3. El goce sin discriminación de los derechos generales de ciudadanía no deberá sufrir menoscabo alguno como consecuencia de tales medidas especiales. Artículo 25: 1. Los gobiernos deberán velar porque se pongan a disposición de los pueblos interesados servicios de salud adecuados o proporcionar a dichos pueblos los medios que les permitan organizar y prestar tales servicios bajo su propia responsabilidad y control, a fin de que puedan gozar del máximo nivel posible de salud física y mental. 2. Los servicios de salud deberán organizarse en la medida de lo posible, a nivel comunitario. Estos servicios deberán planearse y administrarse en cooperación con los pueblos interesados y tener en cuenta sus condiciones económicas, geográficas, sociales y culturales, así como sus métodos de prevención, prácticas curativas y medicamentos tradicionales. 3. El sistema de asistencia sanitaria deberá dar la preferencia a la formación y al empleo de personal sanitario de la comunidad local y centrarse en los cuidados primarios de salud manteniendo al mismo tiempo estrechos vínculos con los demás niveles de asistencia sanitaria. 4. La prestación de tales servicios de salud deberá coordinarse con las demás medidas sociales económicas y culturales que se tomen en el país”.

 

Nuestras inquietudes y preocupación se mantiene abierta y atenta a lo que destacan las comunidades indígenas en la medida que ocurren los hechos , especialmente sobre lo que planteamos a continuación: Hacer realidad la necesidad en las comunas rurales, que las postas de servicio, cuenten y tengan la capacidad de realizar examen del PCR. Abrir las puertas para que nuestros médicos Qolliris quienes están dispuestos a compartir enseñanza y capacidad de la medicina ancestral. Hacer que sus acciones sean más visibles. Generar todas las condiciones de agrupar y coordinar acciones con los Qollires y médicos de salud ancestral entre otros , con el fin de que puedan realizar acciones conjuntas con un solo protocolo para el mundo andino. Asimismo también tener representación, como pueblo indígena, en el comité bio-ético nacional, instancia que determina importantes decisiones sobre el uso y control sobre ensayos y experimentos de fármacos y vacunas para seres humanos. Un hecho muy grave para las propias comunidades y que está ocurriendo, como es obligar a los deudos a sepultar a sus fallecidos en cualquier lugar que no son sus orígenes de nacimiento y vida. Es importante trabajar sobre un protocolo que permita a las familias indígenas sepultar a sus personas fallecidas por covid 19 u otras enfermedades en los cementerios de sus poblados indígenas. Asimismo, nos oponemos tajantemente a que la llamada reactivación económica pospandemia sea a costa del incremento de proyectos extractivitas en nuestros territorios. Esta iniciativa del gobierno, en común acuerdo con otros sectores políticos, pretenden facilitar el proceso de entrada de proyectos extractivos en nuestros territorios como por ejemplo, los proyectos de Minería, que ya ha dañado profundamente nuestros ecosistema , recursos hídricos, la flora, fauna y la calidad de vida de las comunidades. No permitiremos que se siga vulnerando los derechos sociales y ancestrales de nuestras comunidades. Solicitamos que el Estado de Chile, a la brevedad, mejore la conectividad vía internet para las comunidades indígenas en las comunas rurales.

 

No es posible que este servicio sea de pésima calidad para las comunas rurales, Este momento de pandemia y de urgencia obliga al Estado de Chile y empresas privadas a cumplir con tener mejor infraestructura y servicio. Igualmente exigimos al Estado y Gobierno de Chile a promover la riqueza y beneficio que tiene la carne de camélido, destacando que existen estudios medicinales que así lo confirman. Muy importante también, es conocer la cantidad de personas perteneciente a pueblos indígenas que han fallecidos por coronavirus. Finalmente solicitamos a ustedes realizar reuniones virtuales de trabajo con la seremi de salud, Sra. Beatriz Chávez Vicentelo, así también con la Directora del servicio de Salud Arica, Sra. Magdalena Gardilcic Franulic, Con el fin de garantizar un protocolo de trabajo con las comunidades indígenas , destacando la presencia de autoridades de las comunas rurales, los dirigentes de comunidades indígenas. Para destacar estas demandas y apoyar el trabajo de lucha contra el Covid 19 y sus consecuencias y hacer todo lo necesario para evitar el fallecimiento de hermanas y hermanos, en especial de nuestros adultos mayores. Asimismo validamos esta Mesa Social, que rinde homenaje a los dirigentes Julio HuancaGumercindo Gutiérrez y Florencio Huayllas, haciendo de nuestra participación un aporte concreto a la inmensa preocupación que tienen los Pueblos originarios y los sectores sociales y políticos del país.

 

Atentamente,

MESA SOCIAL DE PUEBLOS INDIGENAS COVID-19; JULIO HUANCA, GUMERCINDO GUTIERREZ y FLORENCIO HUAYLLAS. MARCELA GOMEZ MAMANI CONSEJERA ADI ALTO CAMARONES, PRESIDENTA COMUNIDAD INDIGENA UMIRPA CELULAR 988176481 ALFONSO FLORES CHURA CONSEJERO ADI SECTOR LINEA DE LA COMUNA DE GENERAL LAGOS CELULAR 962058175 JACINTO MAMANI SUBIETA PRESIDENTE COMUNIDAD INDIGENA DE VILA VILA QOLLIRI, MEDICO INDIGENA CELULAR 958850278 GLADYS VASQUEZ POMA SECRETARIA PARLAMENTO AYMARA JALANTA QUYANASUYU ARICA Y PARINACOTA CELULAR 957654906 SILVIA TERAN PAIRO PRESIDENTA DE LA COMUNIDAD INDIGENA DE CHUCUYO CELULAR 989611445 ANGELINO HUANCA MAITA CONSEJERO AYMARA DE LA COMUNA DE GENERAL LAGOS LUIS CHAMBILLA CHURA PRESIDENTE UNION COMUNAL DE JUNTAS DE VECINOS DE GENERAL LAGOS CONSEJERO DE LA COMUNIDAD INDIGENA DE COPAPUJO DE TACORA CELULAR 931445912 BERTA BLAS VILLANUEVA PARLAMENTO AYMARA JALANTA QUYANASUYU ARICA Y PARINACOTA COMUNIDAD INDIGENA DE PIASALLA FRANCISCO RIVERA BUSTOS EQUIPO TECNICO MESA SOCIAL COMUNIDAD INDIGENA DE CODPA. CELULAR 973770938 JUAN JOFRE CAÑIPA EQUIPO TECNICO MESA SOCIAL COMUNIDAD INDIGENA DE LIVILCAR BOSCO GONZALEZ JIMENEZ EQUIPO TECNICO MESA SOCIAL COMISIÓN DE MEMORIA Y DERECHOS HUMANOS DE COLEGIO DE SOCIOLOGOS DE CHILE

 

 

Comentarios

Dejanos tus comentarios