El Entusiasta Estudiante de Pedagogía Tras Pasamáticas
6 septiembre, 2019   //   Sociedad

 

Bryhan Aguilar creó el rosco matemático que encantó la última gymkhana matemática como una alternativa lúdica y entretenida para colaborar con la actividad del Departamento de matemática y acercar esta ciencia a los más pequeños.

Un año alcanzó a estudiar Ingeniería antes de darse cuenta que la Pedagogía era lo suyo. Bryhan Aguilar estudiante de Pedagogía en Matemática y Computación de la Universidad de Tarapacá, ingresó a la carrera en el 2015 casi por azar, luego de que en el colegio Cardenal Antonio Samoré, lo llamaran para ser ayudante de futbol. Ahí, los alumnos sabían que sería un futuro ingeniero y por lo mismo, pedían su apoyo en matemáticas.

Fue de esta manera que empezó por voluntad y cariño, a realizar reforzamientos en esa materia. Esa situación le hizo sentido y asumió que su camino no iba por la ingeniería. Sin pensarlo dos veces, se cambió a la docencia.

Amante de las estadísticas, el joven pensó en acercar y enseñar las matemáticas de manera lúdica y entretenida. Haciendo clases en una academia preuniversitaria en el mismo establecimiento del cual egresó, tuvo como primera ocurrencia un casino, con juegos de azar como dados, póker y ruleta que incluyeran esta ciencia. Luego, vino el rosco. “En ese momento estaba en su peak el programa Pasapalabra. Pensé que con este juego podíamos ver una forma lúdica para que los chiquillos participaran, llevando definiciones a la matemática. Cuando estaba tratando de armar el rosco, siempre pensaba en términos más estadísticos, pero me amplié a otros conceptos matemáticos, tomando los contenidos de 1° a 4° medio”, recuerda.

Bryhan agrega que en un comienzo fue complicado para los estudiantes, pues no entendían las definiciones. Pero una vez que conocían las respuestas decían ‘¡Ah, pero no era tan difícil!’, y así fueron ampliando su vocabulario matemático.

Chocolates de premio

“La primera vez que presenté el rosco a la comunidad fue en Casa Abierta, el año pasado y por iniciativa propia compré chocolates para darlos de premio. De repente el stand se llenó de chicos que querían jugar y funcionó tan bien porque engancharon rápido. Fue motivante porque los niños la pensaban mucho y no faltaba el que por atrás soplaba las respuestas, pero era parte del juego también”, señala.

Este año, el rosco llamado “Pasamáticas”, fue la atracción de la Gymkhana Matemática, organizada por el Proyecto Asociativo Regional (PAR) Explora y el Departamento de Matemáticas. También estuvo en Casa Abierta. “Ahora tengo seis roscos, cuatro para enseñanza media y dos para básica y creamos reglas del juego para hacerlo más emocionante y competitivo, para que se pueda jugar en grupo. Como herramienta pedagógica es muy buena”.

Pero el joven no se queda ahí. Cuenta que actualmente está ideando Batallas Matemáticas, stands de juegos que implementará en el colegio Cardenal Antonio Samoré.  “Creo que es muy importante que el alumno se encante con la matemática desde pequeño. Hay muchos que en enseñanza media ya vienen con un rechazo a las matemáticas y hay que encantarlos de alguna manera, porque esa es la tarea de un profesor. No sacamos nada con tenerlos sentados en una clase si muchos ya se dieron por vencidos sin empezar siquiera. De alguna forma estos juegos los hacen pensar en algo, sacándolos de su zona de confort”.

Álvaro Cortinez, académico del Departamento de Matemáticas de la UTA y profesor de Bryhan agrega que “hay que tomar una decisión casi de vida y es que yo aprendo cosas para enseñarlas o aprendo cosas y busco la forma de enseñarlas. El idear cómo transformar algo que existe para una transposición didáctica es un gran trabajo, por lo que Bryhan y otros estudiantes han tomado esa decisión y la compensación es muy grande, porque ellos disfrutan lo que están aprendiendo, y los chicos lo pasan muy bien”, sentenció.

Monica Navarrete, Directora de Explora indicó “Es grato conocer la enorme vocación de futuros profesores como Bryhan y más aún en una ciencia que se relaciona con lo difícil y fome. Además de este gran acierto del rosco matemático, destaco tres grandes logros este año en Gymkhana: Una participación histórica de estudiantes y establecimientos educativos, una participación masiva del Departamento de Matemática con estudiantes de pre y postgrado colaborando en la revisión de los ejercicios y, algo no visto anteriormente como lo fue el acompañamiento de padres y apoderados durante la competencia quienes me manifestaron su sorpresa por la actividad realizada. Creo que acciones como la de Bryhan y la Gymkhana, son tremendos aliados para acercar esta ciencia a los estudiantes”.

Comentarios

Dejanos tus comentarios