La Defensoría Penal Pública Explica el Proceso Penal
11 febrero, 2022   //   Nacional, Sociedad

 

En palabras simples es todo el proceso por el que pasa una persona que acusada y que está siendo investigada por la presunta comisión de un delito, desde el momento de su detención, hasta el momento de su condena o absolución.

Desconocido es para muchos el proceso penal en sí, la cantidad de términos jurídicos – penales, pueden confundir a quienes no tienen relación con el mundo de las leyes y, por tanto, ante esta falta de entendimiento, es que surgen en ocasiones, vulneraciones de derechos.

Frente a esta problemática, la Defensoría Penal Pública, ha trabajado en los últimos años en adaptar el lenguaje, en hacerlo comprensible para imputados, familiares y para las personas en general, entendiendo que, en la medida que las personas comprendan el proceso penal y el derecho que los asiste, menor es la posibilidad que sufran vulneraciones en sus derechos fundamentales.

Al respecto, el Defensor Regional, Claudio Gálvez Giordano, explicó que: “Actualmente y pese a que nadie está ajeno a verse involucrado en una investigación penal, aún hay una gran cantidad de personas que desconocen absolutamente cómo funciona el sistema penal en Chile y es parte de la labor del Estado, es parte de nuestra labor como defensores, el poder explicarlo, el acercar este tema a la ciudadanía, informarlos. Nosotros como institución somos garantes de los derechos humanos, pero son las mismas personas, quienes en primer lugar deben conocer sus derechos y ejercerlos. Continuaremos acercando a la comunidad la labor de la DPP, lo que es la prestación de defensa y lo importante que es, que conozcan también ellos, cómo es un proceso penal”.

¿Qué es el Proceso Penal?

En palabras simples es todo el proceso por el que pasa una persona que acusada y que está siendo investigada por la presunta comisión de un delito, desde el momento de su detención, hasta el momento de su condena o absolución.

Etapas

  1. Apertura de la investigación por parte del Ministerio Público: Con los antecedentes recabados la Fiscalía decide si los hechos que son denunciados en contra del imputado son o no delito y por tanto, si es que se formalizará o no a la persona.
  2. Audiencia de formalización: En esta etapa el imputado es detenido y conducido hasta el Tribunal de Garantía, desde este momento y durante todo el proceso contará con un Defensor Penal Público, en caso de no contar con u abogado de su confianza. También es posible recibir una citación a audiencia de formalización, en la que la persona no es detenida, sino más bien queda citada par aun día y hora en que debe presentarse ante el juez.

En esta primera audiencia se le comunicará al imputado que hay una investigación en su contra, los cargos que se le imputan, los hechos investigados y las medidas cautelares que se solicitan (prisión preventiva; arresto domiciliario; firma mensual; arraigo local; entre otros).

El imputado puede o no aceptar responsabilidad en el delito y en algunos casos se puede llegar a un acuerdo y optar por salidas alternativas.

  1. Diligencias de investigación: En esta etapa se realizan las diligencias necesarias para esclarecer los hechos y demostrar la responsabilidad del acusado en los hechos imputados o bien su inocencia o falta de participación en los mismos. Estos antecedentes se reúnen con el fin de ser presentados en el correspondiente juicio.
  2. Cierre de la investigación: Se comunica en una audiencia frente al juez de garantía que se ha cerrado formalmente la investigación y puede optar por no perseverar en la causa, sobreseer la causa temporal o definitivamente o acusar.

Es importante señalar que, si el Ministerio Público decide acusar al imputado, es posible tener dos salidas, un Procedimiento Abreviado, o un Juicio Oral

  1. Juicio Oral:  se realiza ante un Tribunal Oral en lo Penal, integrado por tres jueces. Es aquí donde el defensor pena público y el fiscal presentan sus pruebas y sólo si el imputado así lo desea, podrá declarar, ya que su derecho es a guardar silencio.

 

Este juicio oral tiene como objetivo comprobar más allá de toda duda razonable la existencia del delito y el grado de responsabilidad del imputado en el delito.

  1. Sentencia: Luego de los alegatos, se informa la sentencia dictaminada por los jueces que puede ser condenatoria o absolutoria.
  2. Recurso de nulidad: es posible recurrir de nulidad un juicio cuando existe una vulneración durante la realización del mismo que haya incidido directamente con la condena recibida.

Comentarios

Dejanos tus comentarios