Municipalidad Anunció Nueva Ordenanza y una Política para Prohibir Actos Racistas Tras Exclusión de Afrodescendientes a Escaños Reservados
18 diciembre, 2020   //   Nacional, Sociedad

 

 

La creación de ordenanzas y una política que prohíba y condene todo tipo de manifestación racista, fue anunciada durante una manifestación protagonizada por representantes de la comunidad afrodescendiente local y la Municipalidad de Arica.

Hasta el frontis de la Catedral San Marcos arribaron niños, jóvenes y adultos, quienes junto al alcalde Gerardo Espíndola, reclamaron el legítimo reconocimiento de pueblo tribal acusando al Congreso de racismo, al desconocer y deslegitimar a la comunidad afro del país quienes no contarán con un escaño reservado en la creación de la nueva constitución.

Operó la máquina negadora del Estado de Chile y, lo más extraño, de los mismos parlamentarios también de oposición como del oficialismo. Porque hay que decirlo, la ignorancia sobre el pueblo tribal afrodescendiente chileno es muy grande a nivel parlamentario, pero más que eso, operó la calculadora política, porque en la región hay tres cupos para constituyentes (…) y dónde cabíamos los afrodescendientes”. señaló al respecto Marta Salgado, presidenta de la ONG Oro Negro y miembro de la Mesa Política del Pueblo Tribal Afrodescendiente.

Los argumentos esgrimidos por los parlamentarios que se opusieron a entregar un escaño a los afros, no hicieron más que exacerbar la indignación desde Arica. No existe en la actualidad justificación jurídica que deje a este pueblo fuera de la discusión, por cuanto los afros tienen el mismo status legal a nivel internacional que un pueblo originario.

A esto se suma la excusa de que no existen datos ni estadísticas que validen la dimensión del pueblo afro en nuestro país, pese a que existen trabajos y estudios de población municipales y académicos, que establecen un 4,7 por ciento de la población regional como afro, más de 10.000 personas que los coloca como el cuarto pueblo de mayor tamaño a nivel nacional. 

El alcalde Gerardo Espíndola condenó lo acontecido esta semana en el Congreso, señalando que el menosprecio y el racismo hacia el pueblo afro, es algo que debe ser erradicado de raíz y que tendrá a Arica como principal estandarte de lucha por promover los derechos de esta población.

Esta semana como país vivimos uno de los momentos de mayor racismo que podíamos haber imaginado en la historia de la democracia, de la institucionalidad y, lamentablemente, vino desde el parlamento de Chile. Quizás, en una de las instituciones en donde debería brillar la democracia, nos encontramos con una acción realmente racista en contra del pueblo tribal afrodescendiente, que está en Arica desde mucho antes de que el Estado de Chile llegara al territorio”.

Por su parte, la encargada de la Oficina de Desarrollo Afro de Arica, Milene Molina, comentó que esto “es un golpe fuerte porque jamás pensamos que, con todo el proceso que llevamos de trabajo y con todos los antecedentes y documentos que tenemos, nos iban a dejar fuera del proceso constituyente. Nunca creímos que el racismo que existe en la estructura, fuera tan fuerte, grande y poderoso como para dejar a todo un pueblo fuera”.

Comentarios

Dejanos tus comentarios