jueves, mayo 23, 2024

Últimas noticias

Tres puntajes máximos nacionales y grandes historias de superación: Teletón destaca a pacientes que rindieron la PAES

Se estima que cerca de 400 usuarios de Teletón rindieron la nueva prueba de admisión a la educación superior. Una tarea donde los institutos entregan apoyo psicosocial, además de orientación para buscar alternativas de acuerdo a sus intereses y posibilidades. 

Una verdadera celebración se vivió en las casas de Alonso Baier, Felipe Paredes y Rosario Cea, pacientes de Teletón que obtuvieron el puntaje máximo en la Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES), como se denomina a la nueva medición para acceder a la educación superior en universidades del Consejo de Rectores y otras casas de estudio adscritas a dicho sistema. 

Para Alonso -quien es usuario de Teletón Temuco desde que tiene uso de razón debido a una hemiparesia izquierda-  el haber obtenido el máximo puntaje en la prueba de Matemática “es una alegría tremenda, que cierra todo el esfuerzo que puse en estos cuatro años de enseñanza media y en estos dos años de estudiar para la prueba. La prueba la rendí super tranquilo y recibir esta sorpresa fue algo super grato, gritamos por toda la casa, fue super emocionante”. 

“Ser parte de Teletón me ha significado mi vida. Sin la Teletón no hubiera podido lograr lo que he logrado hasta el día de hoy. Ha sido mi soporte durante todos estos años”, agrega el futuro estudiante de ingeniería civil industrial, quien fue uno de los dos puntajes máximos que registró la región de La Araucanía.

Durante su paso por Teletón, Alonso descubrió la importancia del deporte, partiendo por el básquetbol para luego descubrir en el fútbol adaptado su pasión. Hoy es seleccionado nacional de la Selección Fútbol Paralímpico de Chile, y hace poco representó a Chile en el Mundial de Italia 2022. 

Rosario Cea, en tanto, señala que el haber conseguido este reconocimiento es un logro súper importante. “Siempre me imaginé estudiando, siempre me vi como todos mis compañeros. Nunca pensé que no iba a poder por mi discapacidad, nunca fue esa mi mentalidad, pero sí sé que llegar a la educación superior es un logro”.

La estudiante, proveniente de Talcahuano, se moviliza en silla de ruedas, lo que consideró al momento de elegir dónde estudiar. Decidió quedarse en su región y elegir la Universidad de Concepción como la sede para cursar sus estudios de Ingeniería Civil Biomédica. Aunque eligió esta carrera principalmente porque le interesa la investigación e innovaciones científicas, señala que “esta es una carrera del futuro y sé que puede ayudar a gente con discapacidad frente a necesidades que puedan tener”.

De hecho, como parte de su proceso de elegir una carrera, Rosario se reunió con la bioingeniería Stephanía Yáñez, del instituto Teletón de Concepción, para conocer su experiencia, y cómo se vincula esta área con las personas con discapacidad y los equipos médicos. En esa oportunidad, la estudiante pudo conocer el funcionamiento del Laboratorio 

Felipe Paredes, quien también es usuario de Teletón Concepción, cuenta que, si bien sabía que le había ido bien, “no me esperaba un puntaje máximo”. 

El joven de Concepción ha estado vinculado al centro de rehabilitación durante toda su vida, debido a su diagnóstico de Síndrome de regresión caudal (denominado coloquialmente como “síndrome de niño acordeón”), por la que se ha tenido que someter a más de 35 cirugías durante su vida. Es este nexo con los doctores lo que lo motivó a estudiar medicina: “ha sido una carrera que he visto toda mi vida, sé la labor que hacen y no me veo haciendo otra cosa”. Al igual que Alonso, Felipe es un fanático del deporte y es seleccionado nacional de basquetbol adaptado.

Se estima que cerca de 400 usuarios de Teletón rindieron la prueba PAES. Una tarea donde Teletón entrega apoyo a los usuarios, que van desde la orientación vocacional hasta la entrega de beneficios, entre ellos el acceso gratuito a preuniversitario, a través de un convenio que existe con Cpech. 

Entre las beneficiarias de esta beca está Génesis González, usuaria del instituto Teletón de Temuco, y que obtuvo 815 puntos en la prueba de Lenguaje. 

“Me siento muy conforme con mis resultados. No tenía muchas expectativas, así que estoy muy contenta. Yo quiero estudiar Medicina desde pequeña por mi rehabilitación en Teletón. Al estar tanto en contacto con el área médica, siempre me llamó la atención, entonces ahí me inspiré y decidí. Me gustaba mucho ver a los doctores que me atendían en Teletón”, cuenta Génesis, cuya historia sobre cómo se convirtió en triatleta paralímpica fue parte del programa Teletón 2021  (https://www.youtube.com/watch?v=OM6Aula31WQ).

Junto con el acceso a la beca de preuniversitario, Génesis destaca que “Teletón ha sido un gran aporte para el proceso de postulación y para todo lo que ha significado este último año. Me han ido ayudando en diferentes cosas”. 

“Por ejemplo, me ofrecieron un preuniversitario, me ayudaron con la postulación y el proceso de admisión especial, ya que a través de Teletón tengo una admisión especial para Medicina en la universidad que quiero estudiar”, cuenta.

Al igual que Génesis, Catalina Aguad -del instituto de Antofagasta- logró un puntaje ponderado de más de 700 puntos e ingresará a estudiar Derecho en la Universidad Católica del Norte. Lo suyo, dice, es “defender a quienes no se pueden defender por sí mismos”.

“Quiero ser un agente de cambio. Hay cosas que hay que defender legalmente y para eso se necesitan abogados que sean buenas personas. Hay muchas causas en temas de discriminación donde no basta simplemente con pedir que te traten bien, se necesita de un abogado”, explica Catalina.

Desde pequeña, la joven -quien nació sin brazos- ha demostrado que no existen límites: primero, aprendiendo a bailar ballet y luego perfeccionando su técnica para pintar con sus pies. Una habilidad que, en noviembre de 2022, durante la gira de la Teletón, emocionó al animador Francisco Saavedra, quien ofreció a la entonces estudiante de cuarto medio subastar uno de sus cuadros en la “Lucatón”, un remate virtual en que se subastaron, entre otros, artículos donados por Daddy Yankee y Paris Hilton, y que permitió reunir 200 millones de pesos para la meta de la campaña anual de recaudación.

En el instituto más austral del país -Teletón Aysén- Cristofer Rojas vivió la entrega de resultados con sentimientos encontrados. “Si bien mi puntaje no es malo, no es suficiente para entrar a la universidad que quiero, porque mi sueño es entrar a la Universidad de Chile”. 

Con todo, dice estar esperanzado de que baje el puntaje de corte y poder trasladarse a estudiar a la región Metropolitana. Se trata de un doble desafío, ya que este joven de 18 años es sobreviviente de cáncer, tras ser diagnosticado de una leucemia linfoblástica aguda, que le provocó dificultades motoras en el lado izquierdo del cuerpo. 

“Me siento súper apoyado en este proceso de volver a la vida -como un adulto funcional- después de todo el camino del cáncer. Es una mezcla de emoción y de desafío. Emoción y miedo, porque es una ciudad nueva. Si bien conocí Santiago por mi tratamiento, no es lo mismo estar en un hospital que salir a estudiar por mi cuenta”, explica.

Tras recibir sus resultados, Cristofer cuenta que recibió varios llamados, tanto de personas de Teletón como del equipo médico que lo apoyó en la capital durante su tratamiento contra el cáncer. “Mi experiencia en Teletón ha sido muy grata, siempre me han tratado de la mejor forma posible, y en este periodo de postular a la universidad me dieron apoyo vocacional y en el área de educación me ayudaron bastante”, cuenta.

Desde la primera infancia a la universidad: El acompañamiento que entrega Teletón a sus pacientes 

Macarena Rivas, subdirectora de Servicios Sociales y Comunitarios de Teletón, explica que “la formación profesional de una persona inicia desde la primera infancia, cuando su familia proyecta su futuro e invierte tiempo, recursos y apoya la construcción de su proyecto de vida, el cual muchas veces tiene como eje la educación superior”.

En este contexto, cuando los estudiantes llegan a esta etapa de transición del colegio a la vida universitaria, se realiza un trabajo de acuerdo a las aspiraciones de cada joven y sus estilos de aprendizajes. En este punto, explica Rivas, “debemos promover su autonomía y participación activa, contribuyendo al proceso de transición a la vida adulta, como también entregar información y orientaciones para acceder a los beneficios existentes en las diferentes casas de estudios y en ocasiones articular becas de gratuidad”.

Luego, una vez que ingresan a la educación superior, “nuestro desafío es mantenernos conectados, ya que una vez que han egresado, el equipo de la Unidad Laboral Teletón puede brindar acompañamiento y guiar el proceso de búsqueda y postulación a empleos”.

Una de las usuarias Teletón que ha recibido este acompañamiento es Catalina Paillamilla, del instituto de Temuco. La ex niña embajadora del año 2004 se encuentra preparando su examen de grado para titularse como abogada, tarea para la cual destina entre 4 a 5 horas diarias para estudiar. “Teletón fue súper importante, porque sin la Teletón no habría tenido las herramientas que tengo”, cuenta la estudiante, quien -al igual que Catalina Aguad- nació sin brazos y debe realizar todas sus tareas cotidianas con sus pies. 

Según detalla, al ingresar a la Universidad no existían ascensores. Sin embargo, la casa de estudios organizó todas sus clases para que se realizarán en el primer piso. A pocos meses de convertirse en abogada, Catalina sigue con su sueño de convertirse en jueza de familia. Su objetivo, dice poder ayudar a niños, niñas y adolescentes.

Comentarios

Dejanos tus comentarios

Latest Posts