Compras Online: Diputado Baltolu Presentará Proyecto para que Empresas Indemnicen a Clientes Cuando los Despachos se Entreguen con Retraso
29 agosto, 2020   //   Licitaciones y publicaciones, Nacional

La idea es establecer compensaciones que van desde el 20 hasta el 30% del valor del producto en caso que no se cumpla con los plazos de entrega fijados al momento de la compra.

 

El confinamiento debido a la pandemia del Covid-19 generó un incremento considerable de las compras realizadas a través de Internet; sin embargo, dejó en evidencia que parte importante de las empresas no cumplen con los plazos de entrega. Por este motivo, el diputado por Arica Nino Baltolu anunció la presentación de un proyecto de ley que obliga a las empresas y tiendas a indemnizar a sus clientes cuando los productos no lleguen a tiempo.

 

“Se ha registrado un importante aumento en los reclamos por compras realizadas a través de internet que no llegan en los plazos establecidos. De hecho, el Sernac ha recibido más de 37 mil reclamos sobre este tema en el último tiempo, siendo cinco empresas del retail las que concentran más del 50% de los casos “, dijo Baltolu.

 

El proyecto de ley, respaldado por varios parlamentarios, establece que será obligación de las empresas compensar a sus clientes con un 20% del valor del producto cuando el retraso en la entrega sea entre uno a 14 días; 25% del valor cuando la demora sea entre 15 y 30 días; y un 30% del costo del producto cuando el retraso en la entrega se extienda por sobre el mes.

 

“El comercio electrónico ha crecido de manera importante durante la pandemia. No obstante, vemos muchas empresas que no han estado a la altura o que, lisa y llanamente, no respetan lo pactado con sus clientes, incurriendo en retrasos incomprensibles que se pueden extender por meses. Lo mínimo es garantizar el derecho a retracto de las personas, es decir, que si el producto no llega a tiempo, los consumidores reciban su dinero de vuelta rápidamente”, acotó.

 

El texto legal establece además que el monto de la retribución no debería ser nunca inferior a los $7.000, de manera de garantizar que todas las compras -independiente de su valor- cuenten con un resguardo adicional. Por último, y si las empresas no cumplen con las compensaciones establecidas, el proyecto también dispone que serán sancionadas con una multa de hasta 100 UTM ($5 millones aproximadamente) a beneficio fiscal.

 

“Cuando una persona se retrasa en el pago de una cuota, las empresas no tardan ni un segundo en cobrar intereses. Por tanto, es lógico que ellos también deban compensar a sus clientes cuando se demoran en la entrega de un producto”, finalizó el diputado Nino Baltolu.

Comentarios

Dejanos tus comentarios