No Todos los días Salvan del Descenso a un Equipo Chico como Barnechea
22 noviembre, 2021   //   Deportes, Nacional

 

El descendido Barnechea tiene contra las cuerdas a la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, ANFP. Todo sería más simple y mucho menos engorroso, si el ente rector del fútbol chileno no hubiese accedido a la desesperada denuncia que Barnechea presentó por la supuesta falta de antecedentes en la inscripción de un jugador de San Marcos de Arica. De no haber aceptado el reclamo del equipo capitalino, el campeonato de la B hace rato habría terminado en su fase regular.

Cuesta entender ¿Por qué la ANFP sigue estirando el chicle con San Marcos? Y no actúa como lo hizo la semana pasada con Fernández Vial, equipo que luego de haber sido denunciado por un caso muy similar al de Arica, no perderá puntos luego que la propia ANFP se echara la culpa por la inscripción de un jugador del equipo vialino.

Esta semana la segunda sala del Tribunal de Disciplina de la ANFP escuchará los descargos del equipo ariqueño. Y se supone que, en la crucial comparecencia, también estará presente la otrora encargada de la inscripción de los jugadores en la ANFP. La misma funcionaria que admitió haber cometido un error en el caso Fernández Vial; la misma que no le avisó al presidente de San Marcos que faltaban antecedentes en la inscripción del jugador Zederick Vega.

No estamos notificados

Esperemos que la dama en cuestión, responda con la sinceridad que la caracteriza, para que se haga justicia deportiva. Recordemos que el abogado y accionista de San Marcos, Luis Bardi, dijo con todas sus letras que “el correo electrónico oficial corresponde al presidente del club y nosotros no estamos notificados de ningún requerimiento de parte de la ANFP. Por ende, para San Marcos el jugador estaba bien habilitado”.

Dicho lo anterior, y como a veces los seres humanos tropezamos dos veces con la misma piedra o cometemos errores parecidos en la misma pega. El Tribunal de Disciplina de la ANFP debería medir a San Marcos con la misma vara que midió al Vial, y el equipo ariqueño debería salir completamente ileso de este verdadero entuerto.

Si la ANFP opta, por lo contrario, su presidente y directorio deben estar listos y dispuestos a enfrentar un nuevo y penoso escándalo; como en los tiempos de Jadue.

Por eso, parece un verdadero despropósito, que la actual directiva de la ANFP ponga en riesgo su prestigio, única y exclusivamente, por salvar del descenso a un equipo chico como Barnechea, que por exclusiva responsabilidad de sus accionistas, cuerpo técnico y jugadores, atraviesa por una de las peores crisis de su corta historia profesional. 

 

Por Hugo Canales, Periodista Deportivo Arica

Comentarios

Dejanos tus comentarios