Senador Insulza Envía Carta Abierta al Intendente Regional Roberto Erpel
31 julio, 2020   //   Nacional, Sociedad

Mala gestión regional de la inversión pública, del control de la pandemia, y ninguna iniciativa para reactivar la economía y el empleo en Arica y Parinacota

 

Carta abierta al Intendente Roberto Erpel

 

Señor Intendente; Agradezco la atención que me brindó en una larga declaración dirigida a este Senador, el lunes 27 de Julio, por haber dicho que el gobierno regional no ha sido proactivo en fortalecer a la Región de Arica y Parinacota. Lamento que Ud. se haya molestado por críticas que no son personales y por medio de la presente quiero responder a sus principales objeciones, con la intención de mantener un diálogo que, aunque manifieste importantes discrepancias, pueda ser útil para el mejor desarrollo de nuestra Región.

1.- El gobierno regional de Arica y Parinacota ha hecho promesas que no ha cumplido en materia de inversión pública El 18 de abril de 2018 la recién designada Intendente Sra. María Loreto Letelier se comprometió a “reactivar” un conjunto de proyectos que venían de la administración anterior. Entre tales iniciativas estaban el mejoramiento del Parque Centenario Etapa 3, la restauración y rehabilitación de la Biblioteca Regional Ex Ferrocarril Arica-La Paz, la restauración del Monumento Nacional Ex Isla El Alacrán, la normalización de la infraestructura del Liceo Politécnico Arica, el mejoramiento integral de las escuelas D-16 y G-27, la construcción de los embalses de Livílcar y Umirpa; el mejoramiento de la calidad de las aguas de los ríos Azufre, Colpitas, Caritaya; reposición de ruta 11-Ch Arica-Tambo Quemado, El ÁguilaCuesta Cardone, km 60-76”, entre otros. Para ello, recordó la Sra. Letelier, el PEDZE había demostrado ser una buena herramienta disponible para sacar adelante los proyectos que la región necesita. Además, el buen rendimiento anterior había permitido obtener un aumento sustantivo del FNDR y de recursos a través de los sectores. Se generaron a partir de esas afirmaciones más expectativas con proyectos emblemáticos que los ariqueños habían definido como prioritarios y a cuya ejecución el gobierno pasado había asignado presupuesto. Eran recursos que ya estaban, existían. Y para todo este fascinante programa, se aludió al Plan Especial de Zonas Extremas, del que quedaban 200 mil millones y que además se convertiría en un programa permanente, porque así lo quería la Regió Hoy, de la lista inicial, debemos reconocer que la cuenta es pobre: a) La Biblioteca Regional, no existe; b) El Ex Ferrocarril Arica-La Paz, sigue como estaba entonces; c) La construcción de sistemas de agua potable rural en localidades de Camarones, Putre y General Lagos, duerme el sueño de los justos. d) El Liceo Politécnico A – 2, sigue deteriorándose, al igual que las escuelas básicas que se prometió modernizar. Y podemos seguir enumerando 2 proyectos que venían del gobierno anterior y siguen inconclusos, a pesar de que tenían asignado presupuesto. Ud. no puede omitir de su cuenta todas las inversiones públicas que no se han ejecutado en estos años. La historia económica de Arica y Parinacota, muestra que siempre hubo que generar recursos desde el Estado para hacer crecer el PIB y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. La inversión pública ha sido el mecanismo propulsor del crecimiento en la Región de Arica y Parinacota. Y el gobierno de Bachelet la había usado con imaginación y buen volumen. Además del aumento del FNDR, el PEDZE, en el período 2014 a 2017, promovió un círculo virtuoso de inversiones y una cartera de proyectos que impulsó un desarrollo como hace muchos años no se veía. En cambio, durante el período 2018 – 2020 la situación se ha tornado decepcionante. El bajísimo presupuesto del FNDR para Arica y Parinacota se sitúa en el último lugar del país, lejos de las regiones que nos anteceden. A ello se ha sumado la ejecución presupuestaria más baja de la historia en 2018 y en extremo deficiente en 2019, De no mediar una serie de transferencias y una reducción significativa del presupuesto, esas cifras habrían revelado una aún más triste realidad. Dos años seguidos hemos presenciado esfuerzos de última hora para esconder este fracaso, distribuyendo fondos a diestra y siniestra, que no serían usados en el año y, en general, correspondían a otras entidades distintas del Gobierno Regional.

2.- El Plan Parinacota Alto Andino no está considerado en el Presupuesto 2020 y seguramente tampoco en el del 2021. Hay otra promesa incumplida de este gobierno que es un verdadero escándalo: el supuesto Plan Parinacota, anunciado con bombos y platillos, después de una visita a la Región del ex Ministro de Relaciones Exteriores y confirmado por el Presidente de la República en una visita en enero de 2019. Estuve en Belén poco después, cuando concluía una reunión con la comunidad Alto Andina para examinar su participación en el diseño de este importante Plan. Esperé también que la iniciativa apareciera en el Presupuesto de 2019, donde estaba el Plan Araucanía; cuando no lo vi, me dije que aparecería al año siguiente, porque recién se anunciaba. Pero en el Presupuesto de 2020 tampoco apareció; ni siquiera había recursos para iniciar su estudio. Sé que se está elaborando el Presupuesto de 2021 y tampoco ahí aparece el Plan Parinacota. Hicieron decir al Presidente que el Plan se anunciaría en marzo de 2019 y 18 meses después el Plan aún no existe. No hay Plan, ni siquiera un borrador del Plan. Ni siquiera hay un equipo de trabajo; se ha jugado con las expectativas de nuestros pueblos indígenas de Putre, General Lagos y Camarones.

3.- La buena gobernanza es una cualidad que le falta a este GORE. Señor Intendente: Muchas iniciativas de inversión presentan dificultades al momento de ejecutarse, debido a cambios de normas técnicas, mayores costos, demoras de inicio de obras, o cuestiones de tipo morfológico y de suelos, como ocurrió en el sector de El Alto al construir las viviendas. Esto ocurrió también al iniciar el gobierno de la presidenta Bachelet en la 3 región. Sin embargo, no le echamos la culpa al gobierno anterior y corregimos las fallas, porque sabemos que es parte de la gestión de proyectos. Eso es la buena gobernanza, estrechamente relacionada a los procesos de toma de decisiones, involucrando distintos actores, estatales y no estatales, en la provisión de bienes públicos y servicios. Frente a problemas que siempre existirán, un buen gobierno gestiona optimizando las condiciones administrativas, jurídicas y técnicas de las responsabilidades que asume y no anda quejándose de los problemas que tiene la gestión pública en Chile ni echándole la culpa a su predecesor. Siempre he querido cooperar seriamente con el desarrollo de la región. Ud. lo sabe y lo sabía también su antecesora. Nunca hemos pedido una reunión para quejarme sin hacer propuestas constructivas. Cuando me dijeron que hay proyectos del PEDZE que no pueden iniciarse, respondí de inmediato que el Gobierno Regional puede reemplazarlos. Pero la realidad es que me he encontrado siempre con una educada respuesta y nunca hemos sido consultados para ninguna iniciativa seria.

Nada se puede hacer si el Gobierno Regional no es capaz de programar y obtener los recursos de inversión pública y mostrar que es capaz de gestionarlos. Seguimos siendo la Región del país que tiene la menor participación en el Fondo Nacional de Desarrollo Regional; Magallanes y Aysén tienen poblaciones menores que la nuestra y, sin embargo, su participación es mayor. Porque hacen proyectos y exigen financiamiento a nombre de sus regiones y no aceptan sumisos los recortes que año a año se les hacen. Nuestros recursos han caído porque no hemos cumplido. Y el PEDZE está en riesgo de extinción porque no lo hemos usado. ¿Se pueden esperar más recursos si no hay capacidad para gastarlos? Esa es la falta de proactividad a la que he aludido. En palabras más claras, se llamaría mal gobierno. 4.- Urge un plan regional para la reactivación económica, el empleo y la salud. Sr Intendente, hoy atravesamos por una situación especialmente dramática. Esta región está paralizada y carece, desde antes de la pandemia, de propuestas concretas para sacarla adelante.

En toda su larga alocución del lunes, no hubo ni una palabra para referirse a un plan financiado con recursos regionales que apunte a reactivar la economía regional y la generación de empleos. Queremos ver una reactivación de la economía regional apoyando la creación de empleos y el financiamiento a pequeños negocios. En la región de Arica y Parinacota hay 3.902 pobres extremos, 9.568 pobres no extremos. Con 8.4% de pobreza ocupa el 8vo lugar nacional entre regiones, el promedio nacional es de un 8.6% de acuerdo a CASEN 2017. Pero también, 32.435 personas sufren la pobreza multidimensional, 21.8%. Además, las cifras de contagio conocidas a diario, a pesar de la cuarentena son dramáticas. Otro dato relevante que debe considerar, lo entrega la Sexta Encuesta de Emprendimiento M6 del Ministerio de Economía y el INE, que señala que, en la región, tenemos 29.571 emprendimientos; 5.303, es decir, el 17.9 % tienen empleador, mientras que, por cuenta propia, existen 24.268 emprendimientos equivalente al 82.1 % del total.

4 Se imagina usted Sr. Intendente cómo va a afectar a estos grupos de ariqueños y parinacotenses la pandemia, o cómo ya los está afectando. ¿Entiende usted que es la población más vulnerable, con un bajo stock de capital económico y micronegocios con un 84 % de informalidad? La pandemia ha desnudado la fragilidad de la economía, ha expuesto la vulnerabilidad territorial en que se encuentra la población. ¿No cree usted que es necesario establecer prontamente un marco estratégico de trabajo, a corto, mediano y largo plazo, para enfrentar con éxito la reactivación económica en la región, fortalecer los sistemas de salud, dar impulso al empleo y retomar el camino de desarrollo? Tres deberían ser los propósitos centrales de una estrategia regional inmediata: Crear y sostener empleos a partir del desarrollo económico que vaya generando principalmente la inversión pública; promover el apoyo regional y local al financiamiento de MIPYMES; y apoyar la atención primaria de salud, como por lo demás, lo está exigiendo hace tiempo el propio Ministerio del ramo.

Hoy miércoles 29 de julio, el subsecretario de Hacienda nos informa que el Pedze de Arica tiene 65 proyectos terminados, 53 en estado de ejecución, 15 no iniciados y 16 proyectos de arrastre que, la verdad, siguen esperando que las unidades técnicas los asuman cómo prioritarios y el gobierno le consiga los recursos en el marco de este compromiso de política pública. Llevamos ejecutados poco menos de 430 mil millones de pesos restando, según las cifras entregadas por el sub secretario de Hacienda, unos 300 mil millones de pesos por ejecutar. Por eso llamamos al Gobierno Regional a encabezar una lucha por retener el Plan de Desarrollo de Arica y Parinacota, como motor de política pública para el desarrollo de la economía regional y el fortalecimiento del empleo, a lo menos empleando los recursos hasta ahora no utilizados. Los centros de salud primaria deben ser el centro operativo de la lucha contra la pandemia La Atención Primaria de Salud, lo venimos diciendo desde hace mucho tiempo, tiene un rol fundamental en el control de la pandemia, es primer contacto con el sistema, es integral y se provee a lo largo de todo el ciclo de vida, pero también tiene otra cualidad: su probada capacidad para hacer que el conjunto del sistema sanitario proporcione una atención más satisfactoria, de calidad, segura y cercana. Una Atención Primaria con recursos, bien cualificada y organizada puede frenar la curva de nuevos contagios, reducir el impacto negativo en la salud global de la comunidad y, más adelante, garantizar una atención integral al resto de problemas de salud de la población. De ahí la necesidad que sea el propio sistema de atención primaria de salud quién, considerando el marco normativo del sector, sus requerimientos específicos de equipamiento e infraestructura y personal, levante un plan de mediano plazo para intervenir las variables relevantes que permitan apoyar los ejes centrales de esta estrategia, haciendo un abordaje territorial y el monitoreo constante a la identificación y seguimiento de casos, así como robustecer su labor preventiva, especialmente en la contención de los efectos sanitarios que vendrán en los próximos meses.

5 ¿Cómo financiamos estos planes de apoyo al empleo y la actividad económica regional y de fortalecimiento de la ATS para la contención de la pandemia? Para lograr estos propósitos, el GORE, con la aprobación del CORE, debería generar recursos efectivos posponiendo, para el año 2021 ciertas iniciativas de inversión que no sean estratégicas. Revisando el sistema de información territorial para las regiones de Chile, Chileindica, FNDR sin gasto 2020, se verifica que existen al día de hoy 11 proyectos sin movimiento que suman más de 4 mil 800 millones de pesos, ninguno de ellos tiene Rate, es decir, sin evaluación del MDS y todos, señala la información, se supone que van a etapa de ejecución. Posponer alguna de estas iniciativas u otras que desconocemos, puede ser una forma de generar ahorros que permitan financiar programas de empleo y salud que las políticas nacionales no alcanzan a satisfacer en regiones. Por cierto, que esta posibilidad la han sugerido expertos, no es antojadiza. Puede haber otras, y sería magnífico tener varias posibilidades para financiar estas urgencias. ¿O será preferible Sr Intendente no usar ese dinero y devolverlo de nuevo al Fisco como en 2018 y 2019? La implementación de este conjunto de acciones, debe formularse, como sugieren los especialistas, a través del sub título 31 (01 y 03) del FNDR, con proyectos, inversión real y programas, considerando que, en muchos casos, ya existe un diagnóstico previo. Es el caso de los pequeños negocios donde Fosis, Sercotec, Corfo o las municipalidades, tienen identificados y definidos los perfiles de los potenciales beneficiarios de financiamientos y asistencia técnica. Lo mismo en el caso de la ATS: con la información que entrega el estudio de redes asistenciales realizado por la Universidad de Santiago en 2019, las unidades locales cuentan con antecedentes que validen planes de intervención serios y profundos. Sr. Intendente, necesitamos reasignar recursos en iniciativas que apunten a apoyar la generación de empleo y que consideren las particularidades de nuestra región. Debemos ayudar a muchos ariqueños y parinacotenses que han perdido sus puestos de trabajo o no tienen recursos para sostener sus emprendimientos, o que, al ser informales, no acceden a los instrumentos regulares de financiamiento del gobierno. Se trata de ANTICIPARSE, de usar los dispositivos que da la legislación chilena en materia de descentralización. Espero sinceramente Sr Intendente, que estas líneas sirvan para iniciar un diálogo urgente, con parlamentarios, municipios, autoridades locales, empresarios y sociedad civil para volver a poner en marcha esta región. Para ello podrá contar siempre con mi plena disposición.

Lo saluda atentamente

José Miguel Insulza

Comentarios

Dejanos tus comentarios