Familias de Azapa Expresan Rechazo a Proyecto Eléctrico que Amenaza Hogares, Cultivos y Patrimonio Natural y Cultural
16 octubre, 2018   //   Nacional, Sociedad

 

Habitantes alegan que ni el Estado ni la empresa ejecutora les han pedido su opinión

 

 

Un conjunto de familias ariqueñas expresaron su rechazo a la instalación de torres de alta tensión en Azapa, a metros de sus viviendas y terrenos cultivables, lo que perciben como una amenaza real tanto para su salud como el sitio arqueológico adyacente (Pucará de San Lorenzo) y el ecosistema del valle.

 

Así quedó de manifiesto en capacitación dictada por el doctor (c) Bosco González, director del Centro de Estudios Camanchaca, y Claudio Vila, abogado de la misma institución, quienes expusieron ante los vecinos de Azapa las características generales del proyecto así como el marco jurídico que debe resguardar los adecuados procesos de participación ciudadana para el caso de las familias que hoy se ven afectadas.

 

Las familias alegan falta de información sobre el proyecto eléctrico por parte del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA). Es por eso que han recurrido a la asesoría del Centro de Estudios Camanchaca para conocer los alcances de la propuesta.

 

Es más, denuncian que se enteraron de manera sorpresiva e informal del proyecto denominado “Nuevas líneas 2×220 Kv entre Parinacota y Cóndores”, a cargo de la empresa Red Eléctrica del Norte S.A. Esta iniciativa se incorporó a un proceso de evaluación de impacto ambiental que coordina el SEA.

 

Mireya Cisterna y sus cuatro hermanos viven en la parcela 21 del kilómetro 11 del valle de Azapa. La familia fue la primera en enterarse. “Nos vinimos a enterar porque justo había una persona que habían mandado de Santiago a hacer unas calicatas (sondajes) y quería ingresar a la parcela, entonces no se le dio la autorización porque no sabíamos de qué se trataba, y él hacia el comentario de que se iban a instalar unas torres de alta tensión, y que eso ya estaba todo listo y que el proyecto estaba zanjado”.

 

Agregó que de lo que ha podido rastrear del proyecto, el eje de la salud de las personas, ni siquiera se menciona en los informes y estudios relacionados al proyecto, lo que considera una importante omisión. “En ningún informe sale que están preocupados de la gente que vive ahí, de que no nos enfermemos”.

 

Terrenos agrícolas

 

Alberto Focacci, antiguo residente ariqueño, vive en el predio agrícola “San Lorenzo” del kilómetro 11 y medio. “Esto va a perjudicar los sembríos de carácter agrícola. Secundariamente, también hay una depreciación de los terrenos y de las propiedades”.

 

Los habitantes del valle manifestaron de manera unánime que ninguno ha sido consultado sobre su parecer respecto del proyecto, lo que sienten como un atropello a los derechos de propiedad mediante la servidumbre que se les trataría de imponer.

 

¿Participación ciudadana?

 

El jueves 18 de octubre el SEA realizará dos reuniones de participación ciudadana. Las familias no ven con buenos ojos esta instancia, ya que consideran que no hay una simetría en el conocimiento técnico entre, por una parte, el Gobierno y la empresa, y por otra, los habitantes de los predios.

 

Plantearon tras la capacitación con Camanchaca que el marco jurídico vigente les da mayores herramientas de participación como consultas ciudadanas, audiencias públicas y diálogos, entre otras muchas acciones. Por eso consideran las dos reuniones convocadas por el SEA como “insuficientes” y “utilitarias” a los intereses de la empresa que realizará el proyecto inter-regional de 72 millones de dólares que proyecta torres de alta tensión en las comunas de Arica, Camarones, Alto Hospicio y Huara.

 

Alcance regional

 

Las familias están convencidas que el impacto de la construcción de las torres no sólo afectará las parcelas inmediatas al tendido eléctrico si no que generará consecuencias negativas en todo el valle de Azapa.

 

El diputado Vlado Mirosevic participó junto a los vecinos en una de sus reuniones. “Queremos ver cómo podemos ayudar a los vecinos a frenar un proyecto que sería negativo, pero todavía estamos recopilando los primeros antecedentes”, expresó el diputado.

 

El parlamentario agregó que “nos hemos comprometido a acompañar el proceso junto a los vecinos que están siendo afectados de manera directa. Veremos cuáles son las acciones a tomar en el futuro”, agregó el parlamentario.

 

El concejal de Arica, Luis Malla, también estuvo presente en la convocatoria abierta de las familias. “Una comunidad informada es una comunidad que realmente puede tomar decisiones, y puede votar y hablar. Yo siento que esto se debe aplazar (reuniones del 18 de octubre) hasta que las familias tengan la información para poder decidir. Tenemos que dar luces de participación real y digna”, expresó el concejal.

 

 

Comentarios

Dejanos tus comentarios