Alcalde Espíndola y Crisis en la Frontera: “Arica está Pagando el Costo de una Mala Gestión del Gobierno central”  
26 junio, 2019   //   Nacional, Sociedad

A la crisis humanitaria que se está viviendo en la frontera norte de Chile, por el alto número de ciudadanos venezolanos desplazados, se suma el problema social que ello está generando en Arica. Es así, que la primera ciudad chilena está recibiendo un alto flujo de migrantes, sin tener la capacidad humana ni material para hacer frente a esta problemática.

Esta situación llevó al alcalde Gerardo Espíndola Rojas, solicitar una reunión con el ministro del Interior, Andrés Chadwick, para plantearle la grave situación que sufre Arica como consecuencia de la crisis fronteriza, y solicitarle recursos frescos para hacer frente a este tema, gestión que se está realizando en conjunto con el diputado Vlado Mirosevic.

Sin perder de vista el carácter humanitario de esta situación, el alcalde Espíndola afirma que no se puede descuidar el impacto que genera esta crisis. Por ejemplo, el aumento de seguridad en el complejo fronterizo de Chacalluta ha sido con personal de Carabineros y PDI de Arica, quienes han descuidado las labores propias a realizar en la comuna.

“Estamos pagando el costo de un problema de Estado y la mala gestión del Gobierno central en esta materia, que se está asumiendo con recursos regionales y municipales. Además, Arica por ser ciudad frontera, está expuesta a un riesgo sanitario mayor sino se adoptan las medidas de salud pública necesarias”, agregó el alcalde Espíndola.

Apoyo Humanitario

La Municipalidad de Arica hace más de un año se ha puesto a disposición una serie de diversos organismos internacionales y de la Gobernación Provincial para apoyar y enfrentar la crisis que se vive en la frontera.

El alcalde Espíndola agrega que el municipio ha apoyado con personal médico y con fármacos para ir en ayuda a los ciudadanos que se encuentran varados en el complejo fronterizo. La situación humanitaria, no solo se vive en la frontera, sino que también en las calles de la ciudad, donde a diario aumenta el número de personas pernoctando en áreas verdes y en las playas, así como adultos y niños pidiendo ayuda en las esquinas.

“Las personas que ingresan a Arica acuden al municipio por ayuda y es ahí donde nosotros activamos las redes de apoyo, sin embargo, no damos abasto, especialmente en materia de salud, donde el Estado a nivel central, no nos paga el per cápita por persona indocumentada”, explicó.

Crisis en la frontera

Tras el cambió en la política migratoria respecto a los ciudadanos venezolanos, ha aumentado el número de personas que han ingresado por pasos no habilitados, así se informó en el Consejo Comunal de Seguridad Pública. Según Carabineros de Chacalluta el promedio mensual de personas que transita por pasos no habilitados es de 100 al mes; mientras que, en los últimos cuatro días se han detectado más de 80 personas cruzando por pasos ilegales.

“El gobierno central no ha estado a la altura y no ha tomado las medidas suficientes para enfrentar la migración que se está produciendo en el paso fronterizo. Pues no basta con hacer modificaciones en materias migratorias, sin tomar las medidas necesarias que refuercen, con recursos del nivel central, el quehacer de la frontera”, sentenció el alcalde Espíndola.

Llamado al Presidente

Espíndola recordó que en enero de 2019, en la emergencia producida en Arica por las lluvias estivales, le planteó su preocupación al Presidente Piñera “como ciudad frontera somos una barrera sanitaria y por eso es insólito que no contemos con la infraestructura necesaria en la salud primaria, lo que demuestra la poca visión del Estado a nivel central para fortalecer las regiones”.

En el mismo sentido, señaló que “es importante que los recursos vengan acompañados de políticas que nos permitan hacernos cargo de la dramática situación que hace más de un año estamos viviendo en nuestro continente. Los flujos migratorios cada vez son más fuertes en América Latina y ante esto debemos estar preparados para resguardar el bienestar de la ciudadanía y dar una respuesta humanitaria”.

“Como ciudad tenemos una precariedad que no tienen otras ciudades de Chile. La conexión por tierra con el resto del país está supeditada a un puente mecano. Y en caso de una emergencia podemos quedar aislados como ocurrió con la llegada de las lluvias estivales, cuando cerca de mil 300 personas fueron albergadas en recintos municipales”, concluyó el alcalde ariqueño.

Comentarios

Dejanos tus comentarios