10 Años y Un Día de Cárcel Efectiva para Juan Carlos Quispe por el Delito de Robo en Lugar Habitado en el Altiplano
10 mayo, 2018   //   Nacional, Sociedad

Por los delitos de robo en lugar habitado en dos viviendas del altiplano chileno, fue condenado el ciudadano boliviano Juan Carlos Quispe, a una pena de 10 años. Quispe también fue sindicado como autor del crimen de los dos carabineros en la frontera del cual resultó absuelto.

 

 

Los antecedentes del Ministerio Público del extremo norte acreditaron que Quispe Chacolla, de nacionalidad boliviana, ingresó en la mañana del 18 de octubre de 2015 a una vivienda de una estancia de General Lagos. De acuerdo a los antecedentes de la investigación, ese día el acusado forzó la puerta de acceso a un inmueble en cuyo interior sustrajo la suma de 200 mil pesos en efectivo llevándose además un vehículo Mitsubishi Delica estacionado en el lugar de propiedad del dueño de casa.

Tras el hecho, la víctima recibió antecedentes respecto a que el imputado circulaba en su vehículo por la zona por lo posteriormente se dirigió hasta el poblado de Santiago de Menchaca en Bolivia, donde finalmente pudo recuperar su máquina tras las gestiones de la Fiscalía de esa localidad logrando traerlo devuelta a Chile.

Posteriormente, el 8 de diciembre del mismo año, Quispe Chacolla ingresó a la fuerza a una vivienda de la estancia Challaselca, en las cercanías de Visviri, desde donde sustrajo un teléfono celular y su cargador. Al huir del sector en una motocicleta el imputado fue divisado por uno de los habitantes del inmueble. Asimismo, se cuenta con una pericia de la huella plantar registrada en la puerta de acceso de la vivienda que coincidió con el calzado del individuo.

“El tribunal optó por entregar una pena única de 10 años y un día, es una pena bastante importante y que a nuestro juicio es proporcional respecto de dos delitos de gravedad como son los robos en lugar habitado”, expresó el Fiscal Carlos Eltit.

Absuelto

En relación al crimen de los funcionarios de Carabineros, Germán Cid y Víctor Godoy, ocurrido el 22 de enero de 2015 en una estancia cercana a la localidad de Chislluma, sobre los 4.200 metros de altitud en el marco de un patrullaje nocturno, los jueces del Tribunal Oral absolvieron a Quispe Chacolla ya que estimaron que no se logró acreditar su participación en los hechos.

“El caso del crimen de los funcionarios de Carabineros es un caso excepcional, que no se había visto en esta región. El hecho ocurrió bajo condiciones geográficas y climatológicas y de altura que hicieron muy difícil el trabajo del sitio del suceso y por otro lado hay que considerar que el acusado fue traído a la frontera por un grupo de personas de otro país y eso es una situación totalmente excepcional, que puso a prueba toda nuestra forma de trabajo y legislación, porque un caso así no está contemplado en la ley”, expuso el persecutor.

El Fiscal Carlos Eltit explicó que analizarán los fundamentos del fallo del Tribunal Oral para evaluar la presentación de un recurso de nulidad.

Comentarios

Dejanos tus comentarios