Encuentran en Arica, a Menor de 15 Años Buscada por su Familia de Bolivia: Habría sido Secuestrada y Violada
16 febrero, 2016   //   Policial

Un ciudadano de esa misma nacionalidad con residencia en la Región es el principal sospechoso de un supuesto ultraje a la adolescente de 15 años proveniente de Santa Cruz. En la diligencia, la policía además incautó dos pistolas y municiones

 

En Arica la PDI encontró a una niña de 15 años que era buscada por su familia de Santa Cruz, Bolivia. La joven asegura haber sido víctima de violación bajo las amenazas de un ciudadano boliviano de 23 años con residencia local.

 

La adolescente habría llegado a un domicilio del valle de Lluta por sus propios medios, luego de seguir las instrucciones de su supuesto agresor y completar un periplo en bus por las ciudades de Cochabamba, Oruro e Iquique.

 

Durante cuatro días la menor habría accedido a mantener relaciones sexuales con el sujeto, que amenazaba con ordenar matar a su novio boliviano, presuntamente secuestrado en Santiago por individuos peligrosos.

 

El sospechoso fue detenido por la policía y formalizado el lunes 15 por el fiscal de Arica Francisco Ganga, por los delitos de violación reiterada y porte ilegal de arma de fuego.

 

El extranjero quedó con arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima, en el marco de una investigación que la jueza de Garantía, Andrea Iligaray, fijó en 60 días.

 

El caso fue denunciado a la PDI por chilenos que se percataron que la menor era buscada por sus padres, a través de llamados en Facebook.

 

Inicialmente, el sospechoso habría convencido a la niña de viajar a Arica para realizar los trámites de un negocio automotor.

 

Cuando se presentó la PDI, la menor se encontraba bajo la supuesta protección de un tercer ciudadano boliviano, un hombre de 41 años que también fue aprehendido y formalizado el lunes por el delito de porte ilegal de arma de fuego, pero en una causa distinta, que quedó con un plazo de investigación de 90 días.

 

En total, la PDI incautó una pistola “Bruni” calibre 8 milímetros, con cinco proyectiles balísticos (propiedad del imputado por violación) y una pistola calibre 9 milímetros de confección israelí, con tres cargadores y 24 tiros, perteneciente al otro extranjero involucrado. Las armas y municiones serán sometidas a peritajes en el Laboratorio de Criminalística (Lacrim) de la policía civil.

 

Esta semana la Fiscalía espera realizar una audiencia de prueba anticipada con la presencia de víctima e imputado. En tanto, la niña se mantiene en un hogar de menores de la ciudad, bajo el cuidado de profesionales.

 

Comentarios

Dejanos tus comentarios