Falso Técnico Deberá Pasar 5 Años en la Cárcel
12 julio, 2018   //   Nacional, Sociedad

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica condenó a Marlon Francis Gómez Osorio a la pena única de 5 años de presidio efectivo, en calidad de autor del delito consumado de hurto falta, ilícito cometido en abril de 2016, y de siete hurto simple, perpetrados en marzo, abril y noviembre de 2016 y febrero y julio de 2017, en la ciudad.

En fallo unánime, el tribunal aplicó, además, a Gómez Osorio las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena; además del pago de una multa de 10 UTM y las costas del juicio.

La resolución dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que el 22 de marzo, 3, 16 y 19 de abril de 2016, el condenado llega hasta un domicilio y tres locales comerciales, respectivamente, haciéndose pasar por técnico y ofreciendo la reparación de electrodomésticos, logrando de este modo robar en cada ocasión un teléfono celular. En tanto, en horas de la tarde del 23 de mayo de 2016, se dirigió a un local comercial ubicado frente a la Plaza Colón, desde donde aprovechando un descuido de los dependiente, logró apropiarse de una Tablet, avaluada en 89 mil pesos.

De igual forma, el horas de la noche del 16 de julio de 2016, Gómez Osorio ingresó a un local comercial ubicado en el terminal de buses de Arica, donde se entrevista con el encargado, a quien le indica ser técnico que concurre por requerimiento del propietario para reparar una impresora. Tras ingresar, y en un momento de descuido de la víctima, se apropió de una billetera con 150 mil pesos en su interior. El 16 de agosto de 2016, aproximadamente a las 18.45 horas, el condenado se dirigió a una oficina contable ubicada en el paseo Bolognesi, y le dice a la secretaria que lo recibió que había sido contratado para reparar una impresora. Al levantarse la víctima de su escritorio, Gómez Osorio sustrajo un teléfono celular, avaluado en 120 mil pesos.

Asimismo, el 28 de noviembre de 2016, Gómez Osorio ingresó a la Clínica San José, desde donde, en un momento de descuido de los empleados, se apropia de una radio portátil de comunicaciones avaluada en 150 mil pesos. Y el 26 de febrero de 2017, concurrió hasta la empresa “Golden Omega”, informando al personal de guardia que se dirigía al casino para realizar una mantención de equipos. En ese lugar se apropia de dos teléfonos celulares, avaluados en 170 mil pesos.

Finalmente, el 20 de mayo de 2017, Gómez Osorio llegó hasta una vivienda ubicada en calle Lincoyán, solicitando a la dueña de casa agua para su vehículo y le comenta que es técnico y repara lavadoras, permitiéndole la víctima el ingreso al domicilio para que examine y repare su lavadora. Gómez Osorio, una vez más, aprovecha un descuido de los moradores del inmueble, para sustraer una tablet, avaluada en $120.000 mil pesos.

 

Comentarios

Dejanos tus comentarios