Federación de Estudiantes de la Universidad de Tarapacá: Movilizaciones y Demandas
18 julio, 2015   //   Sociedad

A través de un comunicado de prensa, la Federación de Estudiantes de la Universidad de Tarapacá declara lo siguiente:

 

“Ante la movilización de los estudiantes de la Universidad de Tarapacá, como Federación de Estudiantes de la Universidad de Tarapacá Arica, junto con los presidentes de cada Centro de Estudiantes declaramos lo siguiente:

Hace varias semanas distintas carreras de la Universidad de Tarapacá han comenzado un proceso de movilización ascendente, generando así espacios de reflexión y debate en las distintas facultades de la UTA, con ello hemos visto el aumento de las carreras que han decidido paralizar sus actividades académicas, y del mismo modo, ir optando por la toma de distintos edificios de la Universidad. Reflejo de este ascendente escenario de movilización por un lado han sido las innumerables actividades que se han organizado en conjunto con la comunidad Ariqueña, y en particular, con los Profesores de Arica que mantienen su movilización contra el proyecto de la Carrera Docente desde hace más de un mes, como también, y producto de los amplios espacios de reflexión y debates generados, la creación de nuestro Pliego de Demandas, entregado y presentado el día Viernes 03 de Julio en la oficina de Rectoría ubicada en el Campus Velásquez, documento en el cual se aclaran las peticiones y exigencias que hoy en día tenemos como horizonte de movilización. Lo anterior, considerando y participando siempre en las decisiones que se han tomado a nivel nacional respecto al movimiento estudiantil, y con esto las ambiguas respuestas del gobierno frente a la crisis de nuestra educación.

Las demandas a nivel local se enmarcan dentro de cinco puntos generales, y responden a las necesidades que hoy en día y desde hace bastante tiempo el estudiantado ha visualizado con la intención de mejorar por un lado, sus condiciones al interior de la Universidad, cómo también, la real vinculación de las carreras con la comunidad Ariqueña. Dentro de estos puntos se encuentran los siguientes: Democratización; Gratuidad; Infraestructura e Inclusión; Docencia; y Demandas por carrera.

Respecto a lo anterior, el Martes 14 de julio, como mesa ejecutiva de FEUT y junto a los Centros de Estudiantes de la Universidad de Tarapacá hicimos lectura conjunta del documento emanado por la Rectoría como respuesta a nuestras exigencias, y en este sentido encontramos que la solución que se nos ofrece es insatisfactoria de manera transversal y ambigua en varios puntos que para nuestra movilización son fundamentales, en este sentido encontramos que:

  1. En torno a la Democratización, creemos que comenzar un proceso de esta envergadura en la UTA debe ser desde su inicio legítimo y representativo de manera equitativa de todos los estamentos que componen la Universidad, en este sentido la creación de una ‘Comisión Central’ que diseñe la implementación del proceso de cambio de estatuto interno, debería cumplir con esta característica desde su comienzo, siendo así, constituida con el mismo número de representantes por cada estamento. Y no como se menciona en el documento entregado por Rectoría.
  2. Sobre la Gratuidad y el Financiamiento, pensamos que si bien, se eliminaría el cobro de las solicitudes con costo de Estampillas de 2.000 y 9.000 pesos desde el segundo semestre del 2015, la respuesta frente a las demás peticiones son insuficientes.

Por un lado, ante la petición de eliminar el costo de egreso, solo se propone la creación de una beca que beneficie a una parte del estudiantado y no a su totalidad. Congelándose este costo solo por el próximo año. Mientras que ante la congelación de aranceles, solo se plantea que sería posible durante el 2016, todo esto dependiendo de lo que imponga el actual gobierno, a través del Ministerio de Educación.

  1. Así mismo, ante el punto de Infraestructura e Inclusión, encontramos que no existe por parte de la autoridad una intención clara de hacerse cargo de estos problemas, si bien, indican la creación e implementación de proyectos de mejoramiento, no existe una consulta ni participación estudiantil en la creación de éstos. Por otra parte, responden con el llamado a concursar y presentar proyectos para la utilización de los espacios, lo que no genera una solución efectiva a la urgencia de cambiar la infraestructura necesaria que una Universidad pública debiera tener frente a la inclusión.

Queremos dejar en claro que esta respuesta no atiende las exigencias en nuestro pliego de demandas. Por un lado, frente al financiamiento, la respuesta de rector mantienen las lógicas de endeudamiento y cobros excesivos, los cuales están dirigidos principalmente hacia los estudiantes y sus familias, que lamentablemente año tras año son obligadas a pagar para poder seguir permaneciendo en la Universidad y así, seguir estudiando. En este sentido, creemos que mientras la propuesta del gobierno sea ambigua en torno a la Gratuidad en la Educación superior, las Universidades públicas no pueden seguir siendo cómplices de este endeudamiento y cobro desmesurado.

En el punto de la Democratización, la respuesta nos parece insatisfactoria, ya que como dijimos anteriormente, desde su origen mantiene una inequidad en el número de representantes de los distintos estamentos que compondrían dicha Comisión, quedando así estudiantes y funcionarios en una posición minoritaria. En este sentido, y como movimiento estudiantil somos conscientes que aún quedan obstáculos institucionales que eliminar, para que el ejercicio democrático al interior de las Universidades sea pleno, pero conocemos los procesos y la realidad de distintas Universidades del país, que con voluntad y compromiso desde sus distintos estamentos han podido avanzar concretamente en la profundización de la Democracia y participación triestamental en sus casas de estudio.

Por otra parte, la respuesta de Rectoría no hace alusión a nuestra demanda en torno al aumento de los funcionarios y académicos de planta, y la disminución progresiva de los funcionarios y académicos honorarios, la cual apunta a mejorar las condiciones laborales de éstos trabajadores, quienes son parte fundamental de la creación de nuestra comunidad universitaria.

Finalmente queremos dejar en claro que para nosotros la Universidad de Tarapacá y su función pública deben ir de la mano con ejercicios de democracia, y que esta debe involucrar a todos sus actores”.

Comentarios

Dejanos tus comentarios