Primeros Instaladores Calificados de Paneles Fotovoltaicos en la Región
24 febrero, 2016   //   Sociedad

Los 90 beneficiarios de las Becas de Capital Humano de Corfo finalizarán este viernes valiosa capacitación, que lleva adelante California Workforce Academy en el CFT de Tarapacá.

 

El hecho que Chile tenga la capacidad habilitada más grande de Latinoamérica en sistema fotovoltaico y que ésta siga creciendo, ratifican que los cursos de instaladores que está desarrollando la Dirección Regional de Corfo en Arica y Parinacota están bien orientados.

Y para confirmar aquello, hoy el director regional (s) de Corfo, Alfredo Cancino, visitó junto a representantes de Codesser las clases que lleva adelante California Workforce Academy en el campus Las Acacias del CFT de Tarapacá, donde 90 ariqueños y parinacotenses se capacitan con las Becas de Capital Humano de Corfo para el Programa de Formación para la Competitividad en Proyectos Fotovoltaicos a Gran Escala y Residencial en la Región.

MEJORAR LAS CAPACIDADES

Alfredo Cancino destacó la importancia de mejorar las competencias del capital humano regional, considerando que en el futuro los sistemas productivos estarán ligados a la energía solar. “Estos cursos se están realizando para mejorar las capacidades del capital humano de nuestra región en un tema que no es futuro sino que ya es toda una realidad. Sabemos que nuestra región tiene altos índices de radiación, por lo tanto deberíamos propender que todos nuestros sistemas productivos estén relacionados con el uso y generación de energía solar”.

Pablo Pastene, profesor de California Workforce Academy, señaló que estos cursos permitieron entregar el conocimiento de energía solar. “Como en Chile la instalación de sistemas fotovoltaicos está en crecimiento, se necesita que más personas sepan instalarlo. Y por otro lado, está vigente la Ley que permite las instalaciones domiciliarias, comerciales y residenciales, lo que permitirá que muchas personas autónomas instalarán sistemas más pequeños”.

La mecánico proyectista María Quispe destacó que esta oportunidad de capacitarse se dio gracias al apoyo de Corfo, confirmando que las mujeres están preparadas para cualquier ámbito laboral. “Me parece una buena ayuda, ya que me permite mejorar mi currículo y proyectarme al gran mercado del futuro como son las energías no convencionales. Y hoy las mujeres estamos capacitadas para trabajar al igual que los hombres. Destaco la claridad de los profesores a la hora de entregar la información”.

El ingeniero electrónico José Guerra reconoció que valió la pena sacrificar el verano para adquirir nuevas capacidades profesionales. “Se trata de una buena oportunidad, una muy buena beca de Corfo y las herramientas que nos entregan son eficientes en relación a lo que vemos en terreno. La idea es independizarnos y trabajar en el área de las energías renovables, aportando con este conocimiento al desarrollo de la región”.

Las clases finalizarán este viernes, para posteriormente los beneficiarios participar de un taller práctico y una feria de vinculación con empresas del rubro, oportunidad en que recibirán sus diplomas que los acredita como instaladores de paneles fotovoltaicos.

Comentarios

Dejanos tus comentarios