Alcalde de Arica y nulidad de Ley Longueira: “Es urgente finalizar una ley manchada por la corrupción en Arica”
25 noviembre, 2020   //   Nacional, Sociedad
 

 

El alcalde de Arica valoró los votos a favor de los diputados Vlado Mirosevic y Luis Rocafull y cuestionó que el Gobierno acuda al TC para defender una ley que trajo corrupción al senado en Arica.

 

Como un acto de justicia con los pescadores, con la probidad y con el futuro, calificó el alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, la aprobación en la Cámara de Diputados del proyecto que busca anular la Ley General de Pesca y Acuicultura, más conocida como la “Ley Longueira”. El jefe comunal, valoró la acción del parlamento, sin embargo, cuestionó que el Gobierno intente frenar esta acción al llevarla al Tribunal Constitucional, lo que vuelve a demostrar una total desconexión entre el Ejecutivo y las demandas del país.

La tramitación de esta ley no solo enriqueció a un pequeño grupo de familias; sino que manchó de corrupción nuestra ciudad, pero esta vez con un senador, procesado y destituido, por lo que valoro los votos favorables de los diputados Vlado Mirosevic y Luis Rocafull a favor de anular esta ley”, sentenció Espíndola. El jefe comunal agregó que, si bien la nulidad de la “Ley Longueira” debe continuar en el Parlamento hasta su concreción, es igual de importante desarrollar de manera paralela una legislación nueva, que vele por el resguardo de los recursos marítimos de Chile y la igualdad de oportunidades para toda la sociedad.

La Ley General de Pesca y Acuicultura modifica el ámbito de la sustentabilidad de los recursos hidrobiológicos del país, el acceso a la actividad pesquera tanto industrial como artesanal y las regulaciones para la investigación y fiscalización. “Por ello es clave que el Gobierno deje de defender esta Ley nefasta, utilizando como recurso desesperado el Tribunal Constitucional; una ley aprobada mediante prácticas de evidente corrupción, que significó que Arica perdiera representatividad en el Senado, al haber un senador involucrado“, enfatizó.

“Es imperioso dar un ultimátum a esta Ley, marcada en la historia reciente del país como una clara evidencia de los reiterados casos de corrupción que han afectado a las más altas instituciones del Estado. Fue precisamente por este tipo de prácticas que la gente perdió la fe en la política y es necesario volver a retomar la confianza de las personas, a través de leyes que sean justas para todos, sin letra chica, inclusivas y que garanticen la sustentabilidad de los recursos de Chile, siempre discutidas de frente a las personas y no dentro de cuatro paredes”.

Comentarios

Dejanos tus comentarios