Convencional Pollyana Rivera: “Me la voy a jugar para que Arica y Parinacota sea reconocida como territorio especial en la nueva Constitución”
20 marzo, 2022   //   Nacional, Sociedad

 

  • La propuesta de norma presentada por la convencional independiente republicana con el patrocinio de representantes de Vamos por Chile, y el constituyente Jorge Abarca, fue aprobada en la Comisión de Forma de Estado, con apoyo transversal de distintos sectores políticos, y ahora pasa al pleno para ser votada.

 

Un intenso trabajo tiene en estos días la Convencional por Arica y Parinacota, Pollyana Rivera; y es que su participación en la Comisión de “Forma de Estado, Ordenamiento, Autonomía, Descentralización, Equidad, Justicia Territorial, Gobiernos Locales y Organización Fiscal” y en las votaciones en el pleno, la mantienen enfocada en sacar adelante la importante labor, y en particular, las propuestas de normas que ha presentado, avanzando en su compromiso con la región.

 

En esta entrevista repasa los principales desafíos que tiene ella y su sector en la etapa actual de la instancia constituyente, donde ya se han comenzado a votar y aprobar las primeras normas que se incorporarán al borrador de la nueva Constitución que se encuentran redactando los convencionales.

 

La Comisión de la que usted forma parte aprobó la iniciativa constitucional que presentó para reconocer y apoyar el desarrollo de las zonas o territorios especiales en el país, lo que incluye a la Región de Arica y Parinacota. ¿Cómo toma este apoyo?

 

R: Valoro mucho que en la Comisión de Forma de Estado se haya aprobado la norma que presenté y defendí con entusiasmo e ilusión, iniciativa que nace de una propuesta del senador José Durana y que logramos transformar en norma para ser incluida en la nueva carta magna. La iniciativa constitucional, promueve la unidad, porque que recibió el patrocinio de constituyentes, como Rodrigo Álvarez, que representa a Magallanes, Geoconda Navarrete, que representa a Aysén, y Jorge Abarca, constituyente también de nuestra región, significa un respaldo transversal a una iniciativa que pretende reconocer la relevancia estratégica que tienen los territorios especiales para el desarrollo social y económico del país, y un reconocimiento también a que a las regiones extremas se les debe apoyar con mayor determinación.

 

La propuesta busca que zonas extremas, como Arica-Parinacota, Aysén y Magallanes, la Antártica, y las islas de Rapa Nui y Juan Fernández, además de otros territorios que determine una ley orgánica Constitucional, gocen de mayor apoyo económico para su desarrollo estratégico, considerando sus características geopolíticas, medioambientales, patrimoniales, entre otros aspectos.

 

¿Qué significaría esto en la práctica para la región de Arica y Parinacota?

 

R: En la práctica supone reconocimiento efectivo del Estado de Chile a nuestra región, dada la relevancia que tiene Arica y Parinacota para el país, tanto en términos geopolíticos, por los tratados internacionales que tiene Chile con Perú y Bolivia, su condición de patrimonio de la humanidad que se otorgó por las momias Chinchorro. Reconocimiento que permitirá establecer políticas particulares para promover el desarrollo y bienestar de Arica y Parinacota.

 

El objetivo es que la región pueda contar con mayor respaldo del Estado, atendiendo las particularidades propias de nuestra zona, y de acciones que permitan el fomento de nuestras principales actividades en beneficio de los habitantes de Arica y Parinacota.

 

¿Esta propuesta va en línea con el Estado Regional que se está planteando en la Convención?

 

R: No. Son propuestas distintas. Porque la nuestra lo que busca es otorgar un reconocimiento a los territorios especiales, apoyando la descentralización, pero al mismo tiempo reforzar la unidad territorial de Chile.

 

Lo que pretenden quienes impulsan la norma que consagra al país como un Estado Regional, es más bien dividir al país a través de estados totalmente autónomos, donde cada región sería una especie de estado en si mismo. Como lo he planteado en varias ocasiones, se trata de un federalismo disfrazado, que busca desconocer la unidad territorial de Chile, y pretende fraccionar al país en 16 entes autónomos. Eso me parece muy peligroso, sobre todo para las zonas más vulnerables que necesitan apoyo económico del estado y apunta en la dirección contraria a nuestra norma de territorios especiales.

 

¿Cómo ve el avance de la convención a partir de las primeras normas que se están aprobando?

 

R: Estamos en una etapa crucial, ya que se están aprobando en el pleno las normas que serán incorporadas al borrador de la Constitución, que se traspasará a armonización, y lo que se ha visto hasta aquí en las comisiones, es inquietante. Porque la Constitución que pretenden redactar algunos, no apunta en ningún caso a resolver las principales urgencias e inquietudes de los chilenos que se plantearon cuando se dio forma al proceso constituyente.

 

Al contrario, las propuestas que se han ido aprobando en el pleno, apuntan más bien a fragmentar el Estado de Chile, a su vez crea más órganos del Estado, dos sistemas de justicia, uno nacional y otro para los pueblos indígenas, dividiendo a los chilenos y desconociendo la igualdad ante la ley.

 

Hasta aquí lo hemos visto es una impacto a la institucionalidad y estabilidad del país.

 

¿Pero la norma que usted propuso fue aprobada de forma transversal en la Comisión de Forma de Estado?

 

R: Así es, y como lo dije anteriormente, valoro mucho ese respaldo, entre otras cosas, porque ese es el espíritu que me gustaría que prime en la Convención, porque yo siempre he estado abierta al diálogo y la colaboración, pero entendiendo que debemos alcanzar una mirada común de hacia dónde queremos que avance Chile, reconociendo nuestras diferencias.

 

¿Cuál es su desafío entendiendo que usted se encuentra en el equipo de las minorías dentro de la convención?

 

R: Por un lado, intentar llegar a acuerdos con los sectores más moderados, para que podamos redactar una Constitución realmente representativa de los chilenos y que apunte a construir un país mejor, y al mismo tiempo, mantener muy bien informada a la ciudadanía de todas las iniciativas que se están presentando dentro de la Convención, así como también sus implicancias, porque es importante y necesario que la población esté en conocimiento, ya que el rumbo que tome Chile va a estar supeditado en gran medida a lo que contenga esta nueva Carta Magna

 

 

 

 

 

Comentarios

Dejanos tus comentarios